Montaje de Paz Padilla con el plató de 'Sálvame' de fondo

Acusan a Paz Padilla de todos los accidentes que están sufriendo en Sálvame

Paz se cobra su venganza meses después de ser despedida

Paz Padilla sigue sobrevolando el plató de Sálvame. Aunque hace meses que fue despedida de manera fulminante, su presencia todavía sigue en el programa. De hecho, en unos días se verá las caras en los juzgados con sus anteriores jefes a los que ha demandado por despido improcedente.

La gaditana busca justicia y que se reconozca la ilegalidad de su despido como ocurrió con Antonio David. Mientras tanto, hay quien acusa a Paz de ejercer otro tipo de venganza algo más propia de la magia negra. Así las cosas, señalan que la humorista podría estar detrás de los múltiples sucesos acaecidos en las últimas semanas.

Paz es acusada de echar mal de ojo a sus antiguos compañeros

Solo han pasado dos meses desde que Paz Padilla fue despedida tras una fuerte discusión con Belén Esteban. La gaditana terminó abandonando el plató, motivo por el que se sustentó la razón de su despido. Algo que no se tuvo en consideración con otros presentadores o colaboradores que también se han marchado en pleno programa.

Paz mostró su disconformidad y decidió demandar a la productora La fábrica de la tele por despido improcedente. Espera obtener el mismo resultado que tuvo Antonio David quien logró ganar el juicio.

Paz Padilla llorando en el plató de Sálvame
Paz fue despedida tras discutir con Belén | Mediaset

Mientras llega el martes 31, fecha en que tendrá lugar el juicio, Sálvame atraviesa sus horas más bajas. A su pérdida considerable de audiencia, que casi termina con la emisión del programa, se le suman numerosos incidentes.

Caídas inexplicables y a primera vista algo tontas, que han terminado por llevar al hospital a algunos colaboradores. Belén Esteban fue la primera en sufrir una lesión en directo que se saldó con la rotura de la tibia y el peroné. Fue operada por ello y ahora permanece de baja.

Captura de Belén Esteban dolorida tras romperse la tibia y el peroné en 'Sálvame'
Paz Padilla no puede creer que le echen la culpa de la caída de Belén | Mediaset

Lydia Lozano le siguió unos pocos días después rompiéndose el radio al caerse mientras se vestía para acudir a trabajar. Y ahora, ha sido Chelo García Cortés quien perdía el equilibrio en plena pasarela de la Sálvame Fashion Week fracturándose también el brazo.

▶️ Chelo García Cortés estalla al salir del hospital tras romperse el brazo en directo

Tres caídas en pocas semanas que algunos espectadores aseguran puedan deberse a un mal de ojo. Una maldición realizada por alguien que le guarda rencor al espacio vespertino de Telecinco y que señala directamente a la gaditana. "Belén, Lydia y ahora Chelo, el mal de ojo de Paz Padilla aumenta con fuerza", publicaba una usuaria de Twitter.

Padilla y la relación con los últimos sucesos en el plató

Hace unos días, Paz Padilla desveló en una entrevista cómo era su trabajo en Sálvame: "Yo era un soldado, hacía lo que me tocaba", confesó. Para la andaluza era un trabajo más que ejercía con cierta presión, pero que aceptaba como un rol más de su faceta como actriz. "Me ponía el traje de presentadora", explicó.

No obstante, a pesar de ejercer como tal, no pudo evitar protagonizar algún que otro enfrentamiento con algunos colaboradores. Colaboradores que ahora, da la casualidad, han sufrido aparatosas caídas, llamando la atención de los usuarios de las redes sociales.

Primer plano con rostro serio de Paz Padilla
Paz Padilla tuvo fuertes encontronazos con las colaboradoras accidentadas | GTRES

La que peores consecuencias ha tenido ha sido la caída Belén, la cual le llevó incluso a pasar por quirófano. Recordemos que fue precisamente con la princesa del pueblo con quien tuvo la discusión que provocó su despido.

Con Lydia Lozano y Chelo fueron las bromas pesadas de la presentadora las que terminaron desembocando en fuertes broncas. De ahí que algunos le acusen de haber hecho vudú a sus antiguos compañeros por lo ocurrido hace meses.

Sea como fuere, está claro que no son buenos tiempos para el programa que todavía vive amenazado por la crisis de audiencia. Quién sabe, igual cuando se conozca la sentencia definitiva entre Paz Padilla y la productora terminen los incidentes.