Alejandra Rubio

Alejandra Rubio lo sabe: culpa a 'Sálvame' de lo que pasa en su casa

Alejandra Rubio la ha visto confesarlo

Alejandra Rubio está centrada en su trabajo en Fiesta y en la relación con su chico, Carlos Agüera. Pero esto no quita para que sea consciente de los problemas que hay en el seno de su familia materna. Nos referimos en concreto al hecho de que su primo, José María Almoguera, se ha separado de todo el clan.

La joven es consciente de que la persona que más está sufriendo por esta situación es su tía y madre del chico, Carmen Borrego. Esta ha pasado la peor Navidad de su vida por no tenerlo al lado y sigue sufriendo por el distanciamiento. Un distanciamiento del que ella tiene claro quien es el responsable: el programa Sálvame en el que trabaja.

Alejandra Rubio ha visto a la hermana de Terelu reconocerlo muy enfadada, después de que en el plató se la haya puesto nuevamente sobre las cuerdas. Está cansada de que allí siempre salgan a la luz los trapos sucios del clan y se la ponga a ella en el disparadero.

Alejandra Rubio
Alejandra Rubio ve como salen los trapos sucios a la luz | EuropaPress

Alejandra Rubio conoce el nuevo cisma

Alejandra Rubio está muy preocupada por Carmen, que lo está pasando mal. La nula relación con su hijo le causa un enorme pesar, más ahora que él y su mujer, Paola Olmedo, están esperando un bebé. Teme que la situación lleve a que no conozca a su nieto.

La nieta de María Teresa Campos ha visto a su tía hablar de este conflicto familiar en Sálvame, donde ha pedido que no se incidiera nuevamente sobre el mismo. Piensa que si continuamente están saliendo informaciones sobre él nunca va a acabar solucionándose.

Parece que la dirección del espacio, en cierta medida, le ha hecho caso en este aspecto. Pero Rubio ha visto que Borrego se ha puesto nuevamente en el disparadero por otra cuestión familiar. En este caso porque Kiko Hernández ha señalado a Gustavo, el chófer, como el topo que pasa a los medios informaciones de Las Campos.

Alejandra Rubio fue testigo de que, en un primer momento, su tía expuso que de ser cierto ese dato sería un puñal para ella. Sin embargo, horas después negó que lo contado por Kiko pudiera ser verdad, al igual que hizo su hermana.

Esto ha traído consigo que el colaborador haya afirmado más tarde que podía demostrar lo que estaba diciendo y que haya reconocido que hay grabaciones. Y, además, ha pedido a Carmen que se lo desmintiera en pleno directo.

Esta presión ha llevado a Carmen Borrego a estallar, al verse acorralada y otra vez en el centro de la polémica. Así, entre lágrimas y muy molesta, ha acabado arremetiendo contra el espacio: “No quiero seguir participando de esto, haced lo que queráis. Contar lo que queráis, poner mis grabaciones poniendo verde a mi familia, pero sin que yo participe”.

Alejandra Rubio ve la confesión en directo

La colaboradora de Fiesta en este punto ha comprobado que su tía ha sido más sincera que nunca al tiempo que ha sacado a relucir lo que realmente piensa del programa. Ha reconocido: “No estoy bien en estos momentos y no puedo más. No puede ser siempre contra la misma persona, pero ¿qué cojones he hecho yo? No quiero seguir participando de esto”.

“Yo no digo nada al programa ni a Kiko, seguid haciendo lo que queráis, pero os pido que no me hagáis participar en este momento. Aquí las gilipollas somos siempre Las Campos. Mi único objetivo ahora es solo una cosa y no voy a pasar porque, indirectamente, a una persona (María Teresa) se le haga daño”.

A esto ha añadido: “Creo que ya vale, por favor os lo pido. Habéis empezado con mi hijo y hasta que no me enterréis no vais a parar, coño. Me habéis jodido la relación con mi hijo, ahora mi familia, ¿qué coño es esto? Ya está bien, todo tiene un límite en la vida”.

Acto seguido, Alejandra Rubio ha asistido atónica a que Carmen ha tirado el teléfono al suelo y después se ha marchado de las instalaciones de Sálvame.

Alejandra Rubio sabe que lo sucedido traerá consecuencias

Alejandra Rubio se ha quedado estupefacta con el comportamiento de Carmen Borrego y también con sus palabras. Es más, es consciente de que estas van a traerle a su tía problemas en el programa. Buena muestra de ello es lo que ha manifestado el presentador, Jorge Javier Vázquez.

Él, al verla marcharse de Telecinco, ha pedido que nadie la siguiera. Después, ha afirmado: “Ha traspasado unos límites y esto ya no. Lo de que os habéis cargado la relación con mi hijo, hombre…”.

Carmen Borrego y Alejandra Rubio
Alejandra Rubio sabe perfectamente qué postura tiene Carmen Borrego | España Diario

Alejandra ha comprobado así que Sálvame no se responsabiliza de la ruptura entre Borrego y José María. Considera que el origen de ese problema fueron los insultos y descalificaciones que la esposa del joven dijo contra el clan Campos. Insultos y descalificaciones que el programa lo único que hizo fue sacarlos a la luz pública para desenmascarar a la chica.

Carmen al día siguiente ha vuelto al programa para explicar su reacción: “Me fui porque tenía un ataque de ansiedad. Y porque no estaba en condiciones de hacer el numerito que se estaba haciendo”. Pero habrá que esperar para ver si con sus explicaciones basta.

Logotipo de la aplicación WhatsappNOVEDAD WHATSAPP: Pincha aquí para recibir GRATIS tus noticias favoritas del Corazón en WhatsApp