Primer plano de Ana María Aldón seria

Ana María Aldón ya prepara su próximo movimiento: separarse de Ortega Cano

La colaboradora de Viva la vida se ha cobrado la venganza definitiva

Ana María Aldón llega dispuesta a arrasar con todo, y es que la colaboradora ha dejado muy claro en una reciente entrevista a Lecturas que ya no se calla ni una.

La mujer de José Ortega Cano ha terminado de dinamitar su matrimonio arremetiendo contra su familia política.

Así, dejaba claro que es una mujer con las ideas muy claras a la que nadie ha conseguido dominar. Y es que recuerda que en el momento de plantearse participar en Supervivientes, Ortega Cano hizo todo lo posible por impedírselo.

Sin embargo, ella se impuso. "No vayas, te pago yo lo que te van a pagar", llegaba a pedirle el diestro.

Montaje de Ortega Cano. Ana María Aldón y Conchi Ortega Cano mirando serios
Conchi, la hermana de José Ortega Cano, confirma los rumores sobre Ana María Aldón | La Noticia Digital

Aunque la respuesta que recibía de parte de Aldón era de lo más inesperada: "No lo estás entendiendo, que me voy como sea. ¡Necesito saber que tengo un valor!"

Así, también le echaba en cara al torero el daño que le ha hecho. "Cuando mi marido dijo que Rocío Jurado era el amor de su vida, me derrumbé, me sentí menospreciada", se lamenta en la entrevista. 

Pero reconoce que "a pesar de todo me ha compensado estar con él, por lo que más ha merecido la pena ha sido por mi hijo, que es muy fuerte, pero no solo físicamente, de carácter es igual que su padre".

Ana María Aldón de perfil llorando en un plató de televisión
Ana María Aldón ha explotado en una demoledora entrevista | Mediaset

Lo que Ana María no perdona es el trato que ha recibido de parte de su familia política. "Me quise quitar de en medio por su culpa. Un día cogí el coche, no podía más… 

Lo que viniera primero. Si venía un camión, un camión. Y si venía un terraplén, un terraplén", confiesa de manera desgarradora.

"La familia de mi marido estuvo a punto de cargarse mi vida. Me acababa de quedar embarazada, ¿y tenía que aguantar yo tanta injusticia? No voy a perdonar jamás que pusieran en duda la paternidad de mi hijo", les reprocha.

Ana María Aldón estalla contra Ortega Cano y su familia

De hecho, la colaboradora de Viva la vida duda incluso de que su cuñada Conchi y el resto de familiares quieran a su hijo.

"Supongo que sí", alega al respecto. "Otra cosa es que cuando mi hijo sea mayor, vea lo que esa parte de la familia ha dicho sobre mí, lo que se ha hecho conmigo y que pudo haberme costado la vida", advertía.

Es con la hermana de Ortega Cano con la que, sin duda, más enfrentamientos ha protagonizado Aldón. Y es que, según ella, jamás ha entendido los desprecios a los que se ha visto sometida.

Ana María Aldón llorando en un plató de televisión
Ana María Aldón ha denunciado los desprecios recibidos por parte de la familia de Ortega Cano | Mediaset

"Que me llamen 'hija de puta' no me parece normal", se lamentaba. Después dijo que no le había cogido el teléfono cuando intervinieron a mi marido. "No me llamó, es para hacer daño, y si no lo consiguen, es porque no me dejo".

Unas declaraciones que seguramente habrán causado un gran impacto dentro del clan de los Ortega-Mohedano y que muchos ven como una forma de anticipar lo que está por venir. 

Gloria Camila, hija del torero, ya comentaba que no le hacía ninguna gracia ese cruce de acusaciones, ya que los trapos sucios es mejor lavarlos en casa.

Foto de Ana María Aldón y José Ortega Cano caminando por la calle junto a su hijo José María
Foto de Ana María Aldón y José Ortega Cano caminando por la calle junto a su hijo José María | Europa Press

Pero parece que Ana María ha optado por hacer caso omiso a sus consejos y prefiere seguir soltando bombas a diestro y siniestro. 

Así, muchos auguran que la pareja no tardará en romper.  Lo siguiente es que se separe del diestro. Eso, cuando parecía que por fin se habían reconciliado y se dejaban ver de lo más unidos y felices.

Pero queda claro que nada más lejos de la realidad, ya que la tensión familiar se encuentra en su punto más álgido, y curiosamente nada tiene con ver con Rocío Carrasco.