Logo espanadiariotv.com
Logo espanadiariotv.com
Logo Messenger EspanaDiarioTv.com
Logo whatsapp
Primer plano de Ana Obregón

Ana Obregón tomó una decisión importante justo antes del parto de su nieta

Ana Obregón cuenta lo que sucedió antes de nacer el bebé

Ana Obregón ha vuelto a ser portada de revista tras anunciar que la niña nacida por vientre de alquiler es hija de Aless. A la noticia del nacimiento, que generó un debate incluso político, hay que sumarle ahora que su padre es el fallecido Aless Lequio. Cada vez se conocen más detalles sorprendentes sobre dicho momento, como la decisión que tomó Ana Obregón antes de que el bebé viniera al mundo.

Ana Obregón ha querido presentar de manera oficial al bebé que ha nacido por gestación subrogada. Ella misma ha confirmado cuál es su parentesco con la recién nacida en exclusiva a la revista ¡Hola!, "no es mi hija, sino mi nieta". Hace solo siete días que conocíamos la sorprendente noticia, tan comentada en diferentes ámbitos, ahora Ana vuelve a sorprender a todos al contar quién es el padre de la criatura.

Ana tomó una decisión importante para ella y lo hizo justo antes del parto: no entrar. No quiso hacerlo y por eso no sabe si su nieta ha nacido por cesárea. Decidió que lo mejor era esperar en una sala de al lado y cuando abrazó al bebé no dejó de llorar en un buen rato.

Montaje de fotos de Ana Obregón y la portada de la revista '¡Hola!', donde aparece posando con su nieta Ana Sandra Lequio Obregón
Ana Obregón confirma a la revista ¡Hola! que la recién nacida es hija de su hijo Aless | España Diario

Ana Obregón se desplazó hasta Miami para recibir al bebé que nació justo dos días después de su cumpleaños. Tras un proceso largo y difícil que ha sabido mantener en secreto, la niña vino al mundo tres semanas antes de lo que estaba previsto. Ahora explica por qué no quiso contarlo: "Hasta que no la tenga en mis brazos y vea que está bien no voy a decir nada".

Ana Obregón sorprende al contar su decisión

Ana Obregón decidió no estar presente en el momento del parto. "No entré, no me atreví, pero estaba en la puerta de al lado". Tampoco conoce otros detalles como si la niña nació por parto natural o mediante una cesárea.

Logo de WhatsAppNOVEDAD WHATSAPP: Pincha aquí para recibir GRATIS tus noticias favoritas del Corazón en WhatsApp

Lo que sí tiene claro Ana es que esta niña "es lo segundo más deseado" en su vida, después de su hijo. La protagonista de Ana y los siete vivió momentos de emoción cuando la tuvo a su lado. "En cuanto me la pusieron en mis brazos, empecé a llorar con unas lágrimas impresionantes, que me salieron de dentro, y hasta las enfermeras que estaban alrededor se emocionaron", ha confesado.

Montaje de fotos de Álex Lequio y su madre, Ana Obregón
Ana Obregón recordó a su hijo justo cuando cogió por primera vez a la recién nacida en brazos | España Diario

Ana cuenta que el personal sanitario que allí se encontraba "nunca habían visto una reacción así. Yo no podía parar de llorar de emoción y de felicidad. Ana dedicó a su hijo fallecido unas palabras al coger al bebé: "Dije: «Aquí está, Aless, aquí está tu niña, ha venido al mundo»".

🔴 Joaquín Prat destapa un dato clave sobre la nieta de Ana Obregón

Obregón está encantada con repetir la rutina de cualquier madre con su recién nacido: "Cada tres horas el bibe, por la noche también. Le doy su bibe, la pongo en mi pecho; es una comilona que no te puedes imaginar. Es como Aless, que devora".

Ana Obregón habla sobre la madre gestante

Ana afirma que ha conocido a la madre gestante: "Toda una bendición, de verdad, una bendición de perso­na", ha explicado. La revista Lecturas ha aportado más datos sobre la mujer que ha puesto su vientre para esta gestación subrogada. De origen cubano, reside en un humilde apartamento de Hollywood ubicado a apenas 20 minutos del hospital en el que ha dado a luz.

Según dicha publicación, la mujer que ha dado a luz a la hija de Aless Lequio tiene pareja y dos hijos biológicos. Al parecer no es la primera vez que se somete a esta práctica legal en Estados Unidos. La propia Ana Obregón explica a ¡Hola! que en el país americano es algo "muy normalizado y a todo el mundo le parece muy bien, aquí no hay ningún debate".