Ana Rosa Quintana

Ana Rosa Quintana confiesa un cambio drástico en su vida tras el cáncer

Ana Rosa Quintana se muestra tal y como es

Ana Rosa Quintana no ha pasado por una época fácil. El cáncer la obligó a parar en seco y a dejar por un tiempo su programa. El programa de Ana Rosa se ha convertido en el matinal con más audiencia de la historia y el otro día cumplió 18 años.

Pero, ¿cómo es el día a día de Ana Rosa cuando va a trabajar? El Mundo la ha acompañado durante 24 horas para conocer la realidad de la presentadora del momento.

Así es un día de diario en la vida de Ana Rosa Quintana

El despertador suena a las 5.45 horas de la mañana. Ahora cuenta que da gracias por poder levantarse a esas horas e ir a trabajar, mientras que antes del cáncer maldecía el tener que madrugar día tras día.

Captura de la presentadora Ana Rosa Quintana emocionada durante la celebración de los 18 años de su programa
'El programa de Ana Rosa' cumplió la semana pasada 18 años emitiéndose en Telecinco | Mediaset

"Durante toda mi carrera me levantaba cabreada. 'Por qué tengo que madrugar', me decía. Ahora doy las gracias cada día por poder levantarme temprano", explica.

"Esto es lo primero que me encuentro todas las mañana: cacas y pises por toda la cocina", explica la presentadora. La razón es su cachorro Tyson, que todavía está aprendiendo a hacer las necesidades fuera de casa. 

La alarma del móvil es un sonido normal, aunque un poco estridente, como todos los timbres de alarmas. "No me pongo ninguna canción porque luego acabas odiándolas".

Acto seguido se ducha, se viste y desayuna. "Me levanto con mucha hambre y lo primero que necesito es desayunar", asegura mientras lee toda la prensa.

Ana Rosa Quintana en el photocall de los premios Yo Dona Poder Femenino en Madrid el martes 20 de diciembre de 2022
Ana Rosa Quintana se muestra muy cercana con todo su equipo del programa y la productora | GTRES

También cuenta que "antes del cáncer me levantaba una hora antes y trabajaba de lunes a viernes. Ahora duermo más, me acuesto antes... Pero dedico las 24 horas a mi trabajo: cuando tienes el trabajo que te apasiona tienes que dar las gracias cada día".

Son las 6.55 horas cuando suena el telefonillo, es Ángel, el chófer de la productora que la llevará hasta Mediaset para empezar su nuevo día. 

Cuando llega allí, lo primero que hace es saludar a todo el equipo de redacción. "Conozco todo lo que les pasa a todos, sus familias, sus vidas, sus preocupaciones, sus alegrías. Esto es como una gran familia", asegura la presentadora.

"Apostamos mucho por el talento y por la gente joven", explica Xelo Montesinos, la socia de Ana Rosa Quintana en Unicorn Content.

Estas son las cosas que Ana Rosa Quintana ha tenido que cambiar en su vida

Los viernes ya no presenta ella su programa debido a que necesita descansar. Así mismo ha reducido mucho las salidas a los diferentes eventos que la invitaban, así como las entrevistas u otros actos programados. Además, intenta pasar todas las tardes en casa, aunque desde allí siga trabajando.

Pues aunque descanse desde el viernes, lo cierto es que Ana Rosa nunca desconecta. No solo por su programa, sino también por su productora.

Antes de pasar por el camerino, Ana Rosa Quintana repasa la escaleta con el director del programa y añaden alguna noticia de última hora si fuese necesario. 

Después se va al camerino y dentro tiene una pared repleta de pares de zapatos, tal y como relata El Mundo. Así mismo tiene diferentes monturas de gafas para cambiarlas según el look escogido.

En su equipo aseguran que "nunca eleva la voz y se preocupa por todos", demostrando que es una persona cercana y nada altiva como pudiera parecer a simple vista.

Logotipo de la aplicación WhatsappNOVEDAD WHATSAPP: Pincha aquí para recibir GRATIS tus noticias favoritas del Corazón en WhatsApp