Foto de Ana Rosa Quintana de frente, en el plató de Telecinco

Ana Rosa Quintana preocupa a su marido al dejarlo antes de lo esperado

Ana Rosa sorprendió con su última decisión

Ana Rosa Quintana decidió marcharse antes lo previsto. Tomó una decisión que dejó preocupado a su marido y al resto de la familia. Y más en estos momentos en los que parecía totalmente recuperada de su enfermedad.

Durante casi un año la periodista tuvo que alejarse del trabajo para tratar su cáncer de mama. En noviembre del año pasado comunicaba a la audiencia que se tomaría su tiempo para curarse de esta patología. No fue hasta hace unas semanas cuando se reincorporó a su puesto.

Ana Rosa Quintana vuelve a la carga

Ana Rosa tenía claro que solo volvería una vez que estuviera al 100%. Durante esta etapa confió las riendas de su programa a Joaquín Prat y a Patricia Pardo, que cumplieron a la perfección con su cometido. Consiguieron unas cuotas de audiencia bastante aceptables.

Sin embargo, este miércoles ocurrió un hecho un tanto curioso en el plató que no pasó inadvertido para los espectadores. La presentadora titular desapareció del espacio, dejando sola en la conducción del magacín a la novia de Christian Gálvez. Fue justo cuando iban a dar paso al club social, la sección en la que repasan la actualidad del mundo del corazón.

Pudiera parecer que había algún tema que no quisiera tocar y que de esa forma conseguiría esquivarlo. Pero el motivo de su marcha era otro.

Foto de la presentadora Ana Rosa Quintana en el plató de 'El programa de Ana Rosa'
Ana Rosa Quintana se marchó antes de tiempo | Mediaset

Para calmar la curiosidad de la audiencia aclaró que se iba porque "tengo asuntos personales". Pero esa explicación no acabó por satisfacer a todo el mundo.

Dejaba a Patricia Pardo al frente del programa y ella se retiraba. Aunque confirmaba su marcha, no quiso profundizar en los motivos concretos. Evitó pronunciarse sobre si se trataba de una cuestión médica o un asunto personal. 

Ana Rosa Quintana viene de un periodo de recuperación muy largo y es normal que la gente se interese por ella. Pero no parece que se tratara de algo especialmente serio. Posiblemente fuera algún trámite sin importancia.

Antes de abrir el club social le dijo a su compañera: "Hoy te dejo sola Patricia, sola ante el peligro". Sabe que los tertulianos de esta sección pueden llegar a dar mucha guerra. "Bueno, además de verdad", le contestó la gallega. 

En cualquier caso, la presentadora titular matizó sus palabras y le advirtió de que quedaba "en buena compañía". Se trataba de una ausencia puntual, como se encargó de confirmar Pardo.

"Bueno, mañana a las 7:15 te vemos en la redacción", indicó, mientras recibía una contestación afirmativa por parte de su jefa. "Claro, tengo asuntos personales", expuso.

Foto de Joaquín Prat y Ana Rosa Quintana en el plató de Telecinco
Joaquín Prat también se ausentó y Ana Rosa tuvo que dar explicaciones | Telecinco

No había nada grave que le hiciera marcharse. O al menos eso puede desprenderse del gesto sonriente que mantuvo en todo momento.

Ana Rosa Quintana explica otra baja

Ana Rosa Quintana también tuvo que dar explicaciones por la ausencia de otro compañero. Joaquín Prat no aparece en el espacio matinal desde el pasado lunes, pero tampoco en el magacín posterior que conduce.

"Se habrán dado cuenta ustedes que Joaquín Prat se ha cogido unos días", señaló. Explicó que "necesitaba descansar" y que lo tenía "muy merecido". Por lo tanto, disfruta de unos días de vacaciones aprovechando el regreso de la periodista.

▶️ VÍDEO del día

La persona que reemplaza al comunicador al frente de Ya es mediodía es Verónica Dulanto. Durante los meses de agosto y septiembre ya presentó durante las tardes del fin de semana Ya es verano. Eso sí, en agosto, el que se encargó de cubrir las vacaciones de Joaquín fue Miquel Valls.

Ana Rosa Quintana ha vuelto con más fuerzas que nunca a su programa. Ha conseguido reenganchar de nuevo a la audiencia, con unas cuotas que llegan al 25%. Más de uno se pensó este miércoles que se marchaba por algo grave, pero se trataba de una simple cuestión personal.