Logo espanadiariotv.com
Logo espanadiariotv.com
Logo Messenger EspanaDiarioTv.com
Logo whatsapp
Primer plano de Belén Esteban con rostro serio en el programa ‘Sálvame’

Belén Esteban y el motivo por el que abandonó la casa de Jesulín de Ubrique

Belén desveló los motivos por los que se alejó del hogar familiar

Belén Esteban no puede negar a estas alturas el hecho que le dio la popularidad, su relación con el torero Jesulín de Ubrique. Una relación de la que nació su hija Andrea y que terminó cuando esta era todavía muy pequeña. Su salida de Ambiciones fue el comienzo de un conflicto que, 23 años después, sigue dando que hablar.

Belén salió de la finca en la que vivía con el padre de su hija el 18 de marzo del año 2000. La popular colaboradora de televisión se mostraba como una chica tímida y discreta que concedía entonces sus primeras entrevistas en televisión. Fue precisamente dos meses después de salir de Ambiciones con su pequeña de siete meses en brazos cuando Esteban acudió a Día a día, programa que presentaba María Teresa Campos.

Logo de WhatsAppNOVEDAD WHATSAPP: Pincha aquí para recibir GRATIS tus noticias favoritas del Corazón en WhatsApp

Belén Esteban dio su versión sobre lo que provocó su salida de Ambiciones

La madrileña, que contaba con 26 años, admitía abiertamente haber sido muy feliz junto a Jesulín. También reconocía que su niña tenía locura con su padre, y él con ella. "Habrá problemas y gente que meterá cizaña, pero es muy buen padre", decía en aquella entrevista.

Años después, Belén dio más detalles de su airada salida de Ambiciones: “Me sentía despreciada”, afirmaba. Además, desveló la rabia que sintió durante sus últimas horas en Ubrique: “No era feliz, no podía seguir allí. Me invitaron a salir, me dijeron que cogiera a mi hija y me fuera porque dije que estaba harta delante de todos", desvelaba.

Jesulín de Ubrique junto a Belén Esteban y su hija, Andrea Janeiro, cuando era una bebé
Belén Esteban salió de Ambiciones cuando Andrea solo tenía 7 meses | España Diario

Y aportaba más datos: "La convivencia era horrible; a mí Jesús nunca me ha echado, tuve una discusión y me fui”. Al parecer, alguien de la familia insultó a Belén y el hombre que entonces era su pareja no la defendió. Se rumoreó que podría haber sido la hermana del torero, Carmen, quien habría lanzado un improperio a su cuñada, una afirmación que nunca pudo confirmarse.

Lo que sí se supo es que meses después de que Belén regresara a Madrid, era Jesulín quien se desplazaba a la capital. Un viaje cuya finalidad no era otra que dejar en casa de su ex las pertenencias que se había dejado en Ambiciones. Un gesto que suponía el cerrojazo sin vuelta a una relación cuya ruptura se convertiría en polémica y sobre todo mediática.

🔴 Belén Esteban: cuánto dinero ha perdido por culpa de su empresa de alimentación

Jesulín también explicó qué fue lo que, según él, motivó la salida de Belén de su casa

La que después sería conocida como la 'princesa del pueblo' pasó años hablando de la familia paterna de su hija. Fue en 2019 cuando el periodista Diego Arrabal dio algunos datos más sobre el momento de la separación del de Ubrique y Belén Esteban. El también colaborador televisivo compartió unas grabaciones en las que se podía oír la voz de Jesulín.

Unas palabras que reafirmaban la versión de Esteban, él no la había echado de su casa, se había ido ella: "Y no quiero que vuelva". Y se preguntaba Jesulín "¿Qué es lo que va a alegar? Se ha ido de casa porque es como es". Una afirmación detrás de la que se podía escuchar al diestro pidiendo que no se publicara dicha entrevista.

Imagen de Jesulín de Ubrique con rostro molesto en 'MasterChef Celebrity 8' durante su discusión con Toñi Moreno
Jesulín dio unas declaraciones en las que dejaba clara su versión | RTVE

Una versión contraria a la que años después, concretamente en 2011, dio el propio torero: “La eché yo por unos motivos muy fuertes que pasaron. Ella lo sabe, ¿por qué no lo cuenta? En ningún momento la eché con mi hija. No quiero ver a Belén, me ha hecho mucho daño”, explicaba entonces Jesulín.

Dos versiones de una misma situación cuyos detalles, casi 25 años después, siguen siendo una incógnita.