Logo whatsapp
Borja Prado

Borja Prado da la orden definitiva que pone en riesgo a 'Sálvame'

Borja Prado tiene claro el nuevo rumbo que debe tomar Mediaset

Borja Prado desde que llegó a la directiva de Mediaset se ha establecido acordar medidas severas para lograr que el grupo recupere la audiencia perdida. Por este motivo, ha llevado a cabo la prohibición de hablar de ciertos personajes famosos, como sería el clan Mohedano, Marta Riesco y Antonio David. Pero es que, además, ha dado una orden contundente que pone en peligro a Sálvame.

En concreto, otros altos cargos y él han fijado un nuevo código ético que supone un verdadero varapalo para el citado programa. Sí, porque prohíbe de forma tajante muchas de las situaciones que en él se producen.

Borja Prado pone firmes limitaciones

El directivo de Mediaset en su afán por recuperar el liderato para Telecinco, fundamentalmente, además de los vetos indicados, ha suprimido el Mediafest. Es más, incluso ha reducido la emisión en abierto de Sálvame. Y ahora ha realizado algo más que afecta a todos los trabajadores del grupo.

En efecto, Borja ha establecido un nuevo código ético, realizado por el nuevo consejero delegado, Alessandro Salem. Código ético que supone un notable cambio respecto al anterior y que va a afectar fundamentalmente al programa de las tardes presentado por Jorge Javier.

Primer plano de Borja Prado, presidente de Mediaset España, con rostro serio
Borja Prado ha presentado un nuevo código ético | Cedida: Wikipedia

Por ejemplo, se indica que no se puede abandonar un espacio en directo y sin causa justificada, pues “se tendrá por definitiva a efectos contractuales”. Una práctica que es muy habitual en Sálvame, donde es raro la tarde en la que un colaborador no se marcha del plató. Incluso, hay que recordar que la 'espantada' de este tipo más sonada fue la huida de Paz Padilla.

De igual modo, como recoge El Mundo, “los presentadores deben conducir y ordenar el programa, deteniendo de inmediato cualquier iniciativa de cualquier colaborador o participante que pueda dar lugar a una evidente responsabilidad civil o penal”.

Imagen de un logo de WhatsApp pequeñoNOVEDAD WHATSAPP: Pincha aquí para recibir GRATIS tus noticias favoritas del Corazón en WhatsApp

Prado y la directiva también han recogido algo más. Y es que en los programas de entretenimiento no se podrán revelar datos de terceras personas “que no sean notoriamente públicos”. Por si fuera poco, también se prohíbe realizar cualquier manifestación publicitaria “que no haya sido previamente comunicada por escrito a PubliEspaña”.

Borja Prado establece dos medidas muy duras

Borja Prado y el equipo al frente de Mediaset han incluido en el nuevo código ético dos medidas muy duras, que afectan directamente a Sálvame. Una es que desde este momento “los programas de entretenimiento son eso mismo, de entretenimiento. Por lo tanto, sus presentadores y colaboradores deben abstenerse de emitir opiniones, preferencias o comentarios políticos”.

Sobre todo, se le corta las alas a Jorge Javier, quien en más de una ocasión ha hablado en directo de sus ideales políticos. Tanto es así que incluso el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llegó a hablar con él en directo.

Jorge Javier Vázquez en su regreso a 'Sálvame'
Borja Prado va a hacer que Jorge Javier ya no pueda hablar de política en directo | TELECINCO

Al parecer, solo se permitirá hablar de política en los formatos que tengan una sección sobre dicho tema. Este sería el caso de El programa de AR que tiene un apartado para tratar el mismo.

Borja sabe que otro de los puntos que más interés ha generado del código es el que afecta a todos los empleados de Mediaset. Es el que indica que los presentadores y colaboradores “no deben atacar o criticar a ningún otro programa de la compañía o a sus presentadores y colaboradores”. Medida con la que se acaba con la 'guerra' entre Sálvame y El programa de AR por el testimonio de Rocío Carrasco.

Prado ha dejado muy claro, así que no está dispuesto a tolerar ciertos comportamientos y actitudes en su grupo. Y para ello ha impuesto estas férreas medidas que afectan a todos “los empleados, colaboradores, clientes y proveedores y resto de terceros que mantengan relaciones profesionales con Mediaset”. Si alguno de estos se 'salta a la torera' lo indicado, será considerado una falta laboral que llevará aparejada su consabida sanción.