Carlos Sobera

Carlos Sobera admite que ha fracasado y teme quedarse sin trabajo

Sobera no consiguió los resultados esperados

Carlos Sobera tiene motivos para estar preocupado. La audiencia le ha ido dando la espalda en las últimas semanas y su puesto de trabajo podría peligrar. Le habían confiado uno de los espacios más importantes de Mediaset, pero el presentador se ha visto sorprendido por la escasa repercusión.

Una vez finalizado el verano, en Fuencarral apostaron por Pesadilla en el paraíso. Debía convertirse en el reality del que hablara todo el mundo, pero más bien han conseguido que pasara inadvertido. De momento, todo hace indicar que la fecha de su conclusión será el 21 de diciembre.

Sobera ha visto como en la cadena decidían alargar su emisión pese a que no tenían el respaldo de los espectadores. Es posible que ni los concursantes ni que se tratara de un espacio grabado acabara por convencer al público.

Además, aseguran que están preparando una segunda edición para enero, recoge el portal El Televisero. El que ha querido dar la cara ha sido el comunicador vasco. No es habitual que se pronuncie sobre sus fracasos, pero en esta ocasión ha sido muy claro.

En una entrevista que concedió a RNE aborda el papel que desempeñan los presentadores en los éxitos o decepciones de un formato. En su caso, trató de lavarse las manos desde el primer momento.

"Un buen presentador, que no estoy diciendo que yo lo sea, de un programa que no gusta es muy difícil que lo pueda levantar", aseguró. Sin embargo, la situación es bien distinta cuando se trata de "un mal profesional", que "si se lo puede cargar".

Carlos Sobera
Carlos Sobera fracasó en el último reality de Mediaset | Telecinco

Explica que la labor de los conductores de los programas es "no pasar desapercibidos, porque el público se queda con nosotros. Pero ayudar al formato a explotar, si es que puede explotar".

Carlos Sobera considera que no se le puede sacar mucho más rendimiento a Pesadilla en el paraíso. Aunque no lo diga abiertamente, la presencia de un gran profesional no lo es todo. Y el programa parece que no ha enganchado del todo con la audiencia.

En cualquier caso, se muestra dispuesto a aprender de los errores. Admite que también "cuentan porque te enseñan cosas". Y hace una reflexión muy interesante.

"Siempre que fracasas lo primero que te preguntas es: ¿En qué no hemos acertado? ¿En qué nos hemos equivocado?". También se cuestiona sobre las medidas erróneas adoptadas y en lo que "estamos haciendo mal".

Foto de la doble de Angelina Jolie, Francesca Vega, y Carlos Sobera en el restaurante de First Dates
First Dates es el formato en el que mejor se encuentra Sobera | Mediaset

Con todo eso se piensa y se llega a una serie de conclusiones, "a veces incluso erróneas". Indica que en este "proceso aprendes cosas y sobre todo una cosa muy importante, la humildad".

Carlos Sobera está más cómodo en otros espacios

Carlos Sobera lleva ya unos cuantos años al frente de First Dates. Lo presenta cada noche en Cuatro con gran éxito de audiencia. Sin lugar a dudas, es uno de los formatos que más satisfacciones le ha dado en los últimos tiempos.

▶️ VÍDEO del día

"Me gusta, me lo paso muy bien", confiesa. Cuenta que "siempre digo que me gustan los programas en los que tengo contacto con gente de verdad, con gente de la calle". Valora los que "vienen a la televisión y todo les sorprende, se abren y se muestran como son", incide.

Deja entrever que siente más cómodo al frente del programa de Cuatro que en el reality de la granja. "Eso es lo más divertido. A los que llevamos mucho en la tele es lo único que nos conmueve o nos provoca curiosidad", añade.

Carlos Sobera era un apasionado de los concursos. "Son maravillosos por eso, pero este programa ya no te cuento", destaca. Queda por ver si siguen confiando en él para futuros realities tras el fracaso del último.