Carlota Corredera con lágrimas

Carlota Corredera, bajo sospecha: lo sabía todo y lo calló

Carlota era conocedora de las malas prácticas de su programa

Carlota Corredera lleva ya unas cuantas semanas alejada de la televisión. Desde la cadena justificaron su marcha asegurando que a partir de ahora asumiría nuevos proyectos en la casa. Pero, de momento, su regreso a Mediaset deberá esperar.

Todo hacía indicar que la habían apartado de Sálvame después de la importante caída de espectadores. Pero también existen otros motivos de peso para cesarla de su puesto. Y es su implicación en el llamado caso Deluxe, que ha afectado a numerosos miembros del equipo y de la productora.

Son ya casi una veintena los investigados, entre los que se encontraría Corredera o el exdirector David Valldeperas, recoge La Razón. Ambos fueron fulminados por la cadena sin dar demasiadas explicaciones.

Desde que comenzó a hacerse público parte del sumario, la lista de implicados ha ido creciendo de manera importante. También ha aumentado la lista de víctimas que tratan de formar parte de la investigación. 

Hace unas semanas se destapó que algunos componentes de Sálvame y de La fábrica de la Tele obtenían información confidencial de famosos. Lo hacían a través de un policía que se encargaba de filtrarles datos de relevancia sobre personajes conocidos. Se trata de una práctica ilegal de la que llevarían varios años beneficiándose.

Foto de Carlota Corredera y Kiko Matamoros en el plató de Sálvame
Carlota Corredera está siendo investigada por los agentes. | Mediaset

El magistrado debe decidir en junio si prorroga la investigación. En cualquier caso, señalan que su intención no es alargarla en exceso. La Unidad de Asuntos Internos de la Policía le habría reclamado más tiempo para continuar recabando más información.

Tienen claro que hubo una revelación de secretos por parte del agente jubilado Ángel Jesús Fernández, considerado el cabecilla. También habría implicados varios periodistas del programa de Telecinco, ocupando un lugar preferente en la trama el colaborador Gustavo González.

Conseguían de la base de datos policial información como antecedentes penales, fichas policiales o domicilios de los famosos. Pero entre los investigados hay nombres que no habían salido hasta la fecha y que dejarán a más de uno retratado.

Carlota Corredera también se encuentra en el punto de mira de los agentes. Al parecer, ella era conocedora de los procedimientos utilizados por su espacio.

Los agentes tratan de desvelar ahora si a cambio de esta información confidencial había algún tipo de contraprestación. Sospechan que esos gestos que tenía el funcionario implicado con los periodistas y colaboradores tenían un coste. De momento han rastreado cuentas bancarias para confirmar esta teoría, pero no han podido demostrarlo.

Sin embargo, estiman que las comidas a las que invitaban a Ángel Jesús Fernández ya eran un método de pago. El magistrado no considera que esta hipótesis se sustente. Dicho diario asegura que ya tiene casi escrito el informe final de la causa, que permitirá afrontar una nueva fase.

Carlota Corredera ha tratado de alejarse de la televisión

Carlota Corredera viene de atravesar una época muy convulsa en la televisión. Hace unos días reaparecía en un acto público y desvelaba que estaba intentando "desintoxicarse" del trabajo.

Su posicionamiento del lado de Rocío Carrasco durante la emisión de su docuserie y la investigación del caso Deluxe le han dejado muy marcada. Necesitará de un tiempo para recuperarse de toda la tensión acumulada en los últimos meses.

Montaje de fotos de Carlota Corredera y David Valldeperas con el rostro serio
David Valldeperas y Carlota eran conocedores de la trama de espionaje. | España Diario

Aunque la presentadora gallega no interviniera de manera directa en la trama, sí que era consciente de lo que ocurría. De las bases policiales fueron extraídas fotografías, datos y conversaciones privadas de más de cien personas. Un material que luego aprovechaban en los distintos espacios de la productora.

A falta de conocer más detalles sobre el grado de participación de Carlota, sí que hubo otros compañeros que trataron con el policía infiltrado. Se comprobó que había tenido contacto telefónico con María Patiño, Belén Esteban y Kike Calleja.

▶️ Ana Rosa Quintana frena la euforia tras su charla con Jesús Calleja