María Patiño en la presentación de la colección de retratos de Javier Mariscal para 'Sálvame' en 2016

María Patiño desembolsa un dineral para conseguir su 'trasero de diseño'

María Patiño ha pasado nuevamente por quirófano para solucionar uno de sus grandes complejos

María Patiño siempre se ha declarado fan de los retoques estéticos. Y es que a sus cincuenta años luce estupenda tras haber pasado por quirófano.

La presentadora de Socialité siempre ha reconocido sufrir el Síndrome de Peter Pan, queriendo luchar a toda costa contra el paso del tiempo.

"Cuando superé los problemas de alimentación, es cuando mi terapeuta me indicó que era el momento".

María Patiño seria y llorosa
María Patiño ha vuelto a someterse a un nuevo retoque estético | Telecinco

Desde un primer momento, la presentadora se ha sincerado con sus seguidores y "nunca oculta lo que se hace, publicándolo en las redes sociales".

Para empezar, Patiño se ha aplicado bótox, "en la frente, patas de gallo y entrecejo". "Un tipo de intervención que tiene un precio de unos 350 euros y hay que retocar cada cuatro y seis meses".

Además de un relleno de ojeras y pómulos con ácido hialurónico, una intervención que cuesta alrededor de 2.250 euros.

Aunque uno de los cambios más trascendentales llegaba después de pasar por quirófano para realizarse una rinoplastia "para corregir, en su caso, la punta de la nariz y el caballete". 

María Patiño y Jorge Javier discutiendo en plató
María Patiño ha sufrido un gran cambio físico en los últimos años | Telecinco

Algo que le cambiaba por completo la vida, pero Patiño no se detenía ahí, sino que se sometía a una elevación y aumento de pechos, una operación con un coste de unos 5.500 euros.

Además de un lifting cervical, que "evita la flacidez del cuello y marca el arco mandibular" o un rejuvenecimiento de manos, un retoque que cuesta 600 euros.

"Las manos son unas de las grandes olvidadas, y lo que se hace es eliminar las manchas que nos salen por el sol, y sobre todo rellenar con ácido hialurónico para evitar que se vean muy huesudas y se marquen las venitas".

María Patiño presume de su último retoque estético

Y a todo eso habría que añadirle una liposucción, una operación cuyo precio asciende a 6.000 euros.

A pesar de que la presentadora mantiene una buena forma física y cuida su alimentación, "en algunos casos se puede acumular grasa en ciertas zonas y aun cuidándonos y haciendo mucho deporte tenemos que tirar de quirófano".

Una larga lista de retoques a la que ahora suma una elevación de glúteos. "Esta novedosa técnica consiste en microinfiltraciones de ácido hialurónico e hilos líquidos, es decir, estimuladores de colágeno y elastina para elevarlos con un toque muy push".

Primer plano de María Patiño posando delante de la cámara
María Patiño presume con orgullo de su cuerpazo | GTRES

"Se lleva a cabo con anestesia local y no exige hospitalización". Un procedimiento al que se sometía el pasado mes de febrero y cuyos resultados con dudaba en compartir con sus seguidores.

"Después del revuelo del otro día en mi programa y en todos los medios, hoy por fin os enseño el resultado inmediato de mi diseño de glúteos".

Muy orgullosa de su nuevo cuerpo, la colaboradora de Sálvame recurría a Clínicas Diego de León. 

"Cuando ya no necesitas jeans con efecto 'Push Up' y no puedes dejar de mirarte el resultado", citaban desde el centro. "Ha aumentado y proyectado sus glúteos con nuestro diseño personalizado".

"Nuestro diseño de glúteos personalizado mejora con el paso del tiempo", prometían. "El resultado es maravilloso: sus glúteos están más realzados sin perder naturalidad".

María Patiño y su marido, Ricardo Rodríguez posando en un photocall
María Patiño y su marido, Ricardo Rodríguez | Europa Press

"Me he hecho el culo hoy y lo tengo un poco morado", reconocía Patiño poco después. "El precio varía dependiendo de la clínica, del paciente, el estado natural de sus glúteos y las inyecciones que precise, pero puede alcanzar los seis mil euros".

Sin embargo, María no tiene ninguna intención de parar y ya tiene en el punto de mira su próximo retoque.

De hecho, hace tiempo que piensa en retocarse las rodillas para tenerlas más marcadas. Patiño ansiaba realizarse un lifting en las rodillas y muslos, pero sin pasar por quirófano.

Así, se ponía en las manos de los expertos y en la tecnología más avanzada para someterse a un tratamiento rejuvenecedor.