Anabel se ha roto en Sálvame

El dolor de Anabel Pantoja tras descubrir en directo la verdad de su tía Isabel

Anabel Pantoja se ha derrumbado tras ver el documental sobre su tía

Anabel Pantoja vio como en Sálvame estrenaban la tarde del lunes el documental que muestra la realidad desde la perspectiva de Isabel Pantoja. Una docuserie en la que se pretende indagar en el punto de vista de la protagonista de la historia. 

“¿Y si saliera ahora contando su vida? ¿Y si hizo lo que hizo para salir adelante? ¿Y si salió cantándole a su marido para sacar a su hijo adelante? ¿Y si la engañaron? ¿Y si ella se enamoró? ¿Y si ella ha sido buena persona?”, son solo algunas de las preguntas que se han lanzado. 

Una realidad en la que se muestra otra cara muy diferente de la tonadillera y que ha conmovido profundamente a su sobrina Anabel. 

Isabel Pantoja llorando en el jugzado
La tía de Anabel Pantoja ha tenido que declarar por un posible delito de insolvencia punible | Europa Press

“Felicidades a todo el equipo que ha hecho este documental, se han dicho muchas verdades, tarde, pero se han dicho”, comenzaba diciendo Anabel Pantoja

“Lo del juicio era un auténtico circo. Una persona ahí sola, con un ataque de ansiedad. 36 o 38 preguntas. Si no llegan a estar los guardias civiles, a mi tía se la comen. Se la come la prensa”.

“Me he tenido que salir de aquí porque no iba a soportar vivir lo de hace 9 años. Mi tía pagó dos años y el dinero, pagó su justicia. Maite Zaldívar no pagó. Querían verla llorando, rota, humillada”, sentenciaba la Pantojita. 

“Ella no quiere ya, está quemada y cansada. ¿Cómo no va a salir la prepotencia? Cuando pasó lo de su juicio hace 9 años tuve que agachar la cabeza y decir culpable. Ella tiene dentro un montón de cosas que no llegáis a saber porque no estáis dentro de Cantora ni de su vida”.

“Esta persona que ha dicho lo que ha dicho de ella, el animal es él porque tiene que tener un poquito de corazón”, arremetía contra Fran Rivera y las duras palabras que soltaba sobre su tía.

Isabel Pantoja cabizbaja en el banquillo de los acusados
Anabel Pantoja sufrió viendo a Isabel sentada en el banquillo de los acusados | Europa Press

Anabel Pantoja, profundamente conmovida ante el sufrimiento de su tía

“La responsabilidad la tiene el juez, el abogado y la prensa. Porque yo he visto a todos los famosos, y con nadie ha pasado. A Imanol Arias faltó hacerle reverencias. Yo no quiero volver a soportar lo que le pasó hace 9 años. Mi tía pagó, y eso no se ha dicho. Mayte Zaldívar no pagó. Mi tía sí”, se lamentaba Anabel.

“Mi tía vende. Querían verla llorando, rota, humillada. Querían esa imagen. Igual que con la hostia de Will Smith. Se ha hablado de que era mala madre, de que trataba mal a sus hijos... Ella podría haber hablado”, estallaba la influencer. 

“Si se mueve por el dinero, imagina cuántas revistas le habrían pagado lo que sea. Pero no quiere. Ella está muy cansada. Está quemada”.

Montaje de fotos de Isabel Pantoja en los juzgados y Anabel Pantoja llorando
Anabel Pantoja ha denunciado el trato que le han dado a Isabel Pantoja | España Diario

“Yo estoy aquí por ella, claro. Pero no estoy poniéndola verde. Ni contando sus intimidades”, aseguraba. 

Sin embargo, algunos compañeros como María Patiño se ponían en su contra. Y es que la periodista aseguraba que no se sentía responsable de lo que pudiese pasarle a la tonadillera.

“Quería decir que como persona que me dedico a la información no me siento responsable de que la sociedad eleve como héroes a los deportistas que cometen delitos fiscales”, sostenía la presentadora de Socialité.

“Si hay alguien que ha hecho daño a Isabel Pantoja son sus propios hijos, hay un antes y un después con las declaraciones de Kiko Rivera y me consta que no tiene relación con sus hijos porque no quiere que se sienten a contar lo que hablan con ella”, apuntaba.

Molesta porque Anabel trataba de interrumpirla, Patiño saltaba: “A mí no me levantes la voz que voy a terminar de hablar”.

“Jamás me has visto aquí hablar mal ni contar intimidades de ella ni de mi familia”, se mantenía firme en su postura la prima de Kiko Rivera.