Primer plano de Emma García con el rostro serio en el programa '¡Fiesta!

Emma García sabe que puede quedarse en la calle si decide echarla antes del divorcio

Emma García conoce por fin toda la verdad

Emma García tenía claro que la entrevista de Ana Rosa a Ortega iba a revolucionar el plató de Fiesta. El pasado miércoles 12 de octubre, coincidiendo con el día de la Hispanidad, la presentadora lideró la tarde con su programa. Lo hizo contando con la presencia de la de Sanlúcar quien seguía consternada por la exclusiva que dio su todavía marido.

La diseñadora ya dejó claro hace unos días que la reconciliación no pasa por su cabeza, pero la periodista vasca quería que fuera más contundente. La crisis matrimonial que arrastran desde hace meses parece no tener fin. Emma quiso saber por qué no era ella quien daba el paso definitivo.

Emma García aprieta las tuercas a la diseñadora

Emma García sabe que la mujer de Ortega Cano es una de las colaboradoras imprescindibles en su programa. Los problemas que arrastra con el viudo de La Más Grande aportan contenido diario y el plató de Fiesta se ha convertido en el bastión de la andaluza.

Cada semana, la diseñadora aborda su crisis sentimental dejando muy claro que las cosas están muy lejos de solucionarse. Ha sido un verano de idas y de venidas donde el matrimonio evitaba a toda costa coincidir en el mismo domicilio. Muchos no entienden esta situación surrealista y apostaban por el divorcio.

Captura de Emma García en el programa '¡Fiesta! de Telecinco
Emma García quiere saber la verdad sobre su situación sentimental | Mediaset

Hace unos días se rumoreó que Ortega ya había comenzado el proceso de separación, pero lo desmintió en su entrevista a Ana Rosa. Viendo que él no está dispuesto a dar ese paso, la pelota se encuentra ahora en el tejado de su esposa.

"Solución en el aspecto de una reconciliación y eso no", confesó la mujer del exdiestro cerrando la puerta a esa posibilidad. Entonces, ¿por qué no se divorcia? ¿Por qué prefiere vivir una situación incómoda donde apenas el matrimonio se cruza un par de palabras?.

Esta es la cuestión que le planteó Emma haciendo alusión a aquellos que aseguran que está "estirando el chicle". "No estoy sosteniendo ninguna situación ni alargando el chicle. El chicle lo alarga todo el mundo, excepto yo, que vengo un día a la semana", defendió.

Según sus declaraciones, sus intervenciones públicas se deben solo a su derecho a contestar a todos los que hablan de su matrimonio. "Que todo el mundo pueda hablar y yo me tenga que quedar en mi casa no lo veo nada justo", se quejaba. "Y si estoy estirando el chicle es el chicle mío y el de mi marido", sentenció.

Emma García por fin consigue el titular: "No tengo a dónde ir"

Emma García sabía que era una tarde muy complicada para Ana María, pero estaba dispuesta a sacarle todo el jugo posible. Son muchos los que se preguntan la razón de por qué no se marcha de la casa de Ortega y por fin, la presentadora le sacó la verdad.

"No me voy porque no tengo a dónde ir, mi casa está a 700 kilómetros. Es el hogar de mi hijo y el mío, no tengáis prisa", reveló. "¿Quién es nadie para sacarme de mi casa? No me tiene que poner nadie las maletas en la puerta", añadía muy enfadada.

Captura de Ana María Aldón y Emma García en el programa 'Fiesta' de Telecinco
Emma García consigue saber toda la verdad sobre la colaboradora | Telecinco

Parece ser que el trabajo como colaboradora de televisión no le ha dado el suficiente beneficio como para buscarse una casa propia en Madrid. De ahí que no dudara en volver tras abandonar Viva la vida.

Aunque hace meses la situación en casa de Ortega era muy complicada, parece que ahora la andaluza comienza a sentirse más cómoda. Lo que, por el momento, no le haría plantearse dar el paso y pedir el divorcio.

"Vivimos tres adultos y por y para el niño, si hubiera una situación diferente la primera que se iría sería yo", comentó a Emma. No obstante, cierra completamente la puerta a una reconciliación. "Vamos a juntarnos y a querernos no, ya es tarde", sentenció.

▶️ VÍDEO del día