Primer plano del rey Felipe

El día que el rey Felipe confesó de qué equipo de fútbol era

El rey Felipe desveló hace mucho cuáles eran sus colores

El rey Felipe no es un gran apasionado del fútbol. Es habitual verle en el palco de algún estadio, pero solo en citas de cierta relevancia como finales europeas o compromisos de la Selección. Nunca ha confesado en público cuáles eran sus preferencias futbolísticas, aunque todo el mundo sabe con qué equipo simpatiza.

El primer encuentro al que asistió el rey fue a un derbi madrileño que enfrentó al Atlético y al Madrid en enero de 1976. Junto a él estuvieron en el palco sus padres Juan Carlos y Sofía. Solo unos meses antes había fallecido Franco y la Familia Real trataba de recuperar una normalidad perdida durante la dictadura.

Por aquel entonces, el rey Felipe solo tenía 7 años, a punto de cumplir los 8. En una crónica escrita por Alfredo Relaño en El País en 2014, recuerda que fue un choque apasionante, en el que se impusieron los colchoneros.

▶️ La visita a España de Juan Carlos I pudo acabar en desastre

El periodista explicó que los redactores del diario As se acercaron hasta el palco para conocer las impresiones de Juan Carlos. Les vaciló señalando que estaba afónico, por lo que les emplazó a hablar con el heredero. En ese instante fue cuando se dio a conocer el gran secreto del que todavía era príncipe.

Le preguntaron sí había visto muchos partidos y reconoció que no. Se trataba del primero en el campo. Admitió que le estaba gustando "mucho" lo que estaba presenciando.

Cuando se interesaron por sus preferencias futbolísticas, no lo dudó ni un solo momento. "Del Atlético", soltó con mucha naturalidad. Aquello provocó la sonrisa de su padre y de casi todo el país.

Foto del rey emérito junto al rey Felipe en la final del Real Zaragoza contra el Atlético de Madrid en 1976
El rey Felipe con su padre, en uno de sus primeros partidos en un campo. | Twitter (@heraldodeportes)

Solo la edad le permitía al rey Felipe dar una respuesta con ese desparpajo. En condiciones normales cualquier persona en su lugar hubiera dicho que iba con el fútbol o que no tenía interés por ningún equipo. Pero consiguió meterse en el bolsillo a mucha gente.

"Es solo una criatura y se ha ganado a España", soltó una mujer allí presente. Esa temporada su padre fue el encargado de entregar al campeón de la Copa del Generalísimo el trofeo. A su lado volvía a estar el heredero, que aparecía en todas las fotos encantado con el ambiente.

Las radios volvieron a captar ese día sus palabras, y una vez más volvía a dejar patente su sentimiento colchonero. Sin lugar a dudas, aquello supuso una gran satisfacción para el Atlético, que estaba presidido por Vicente Calderón. Con el tiempo seguiría cultivando su afición.

De hecho le hicieron padrino de los actos del LXXXV aniversario del club. Se saldó con un encuentro entre los rojiblancos con Brasil, además de la actuación de Raffaella Carra.

Rey Felipe VI
Felipe no es precisamente un gran aficionado al fútbol. | GTRES

Las palabras del rey no gustaron a todos

El rey  era un niño que estaba a punto de cumplir los 8 años. Sus palabras eran totalmente inocentes, pero no gustaron a todo el mundo. El Madrid, con clara tradición monárquica, mostró su malestar. 

Llegaron a deslizar desde el club blanco que como su padre era madridista, el chico tenía que ser atlético para compensar. También era una manera de no causar demasiado revuelo en Barcelona.

En cualquier caso, los del Metropolitano cuidaron siempre al heredero. Era habitual que todos los años le regalaran una equipación, además de reproducciones de los trofeos y algún regalo más. Incluso prometieron regalarle unos patucos del equipo al primer bebe que tuviera con Letizia.

Hay mucha gente que pone en duda las inclinaciones del rey. Los que le conocen aseguran que es más bien escéptico con el fútbol. Siempre se le ha vinculado con el Atlético, pero cuando disfruta de verdad es con los triunfos de la Selección.