Concha Velasco

La grave enfermedad que puso en riesgo la vida de Concha Velasco hace años

Concha sufrió un problema de salud grave

Concha Velasco ya sabe lo que es luchar contra una enfermedad. En 2014 se le diagnosticó un cáncer del que consiguió recuperarse con éxito. Fue una situación crítica para la actriz, que siempre trata de afrontar la vida con mucho optimismo.

En una entrevista en la revista Hola desvelaba que le habían detectado un linfoma. Aseguraba que le iba a "plantar cara con todas sus fuerzas". Esta enfermedad representa entre el 5 y el 10% de los cánceres que se tratan en nuestro país.

Concha aseguraba que había "recibido una lección de vida y estoy tratando de ajustar las cosas". Supuso un golpe muy duro para ella, que por aquel entonces tenía 74 años y muchos proyectos profesionales en mente. "Me resistía a aceptar lo que me estaba pasando", apuntó.

Explicó que "no quise ver las señales de alarma que daba mi cuerpo". Por eso, cuando los médicos le comunicaron la mala noticia "me hundí". Admitió que pasó a ser una "persona dependiente y me hundí, tuve ataques de ira, de llanto", dijo a El País.

En tan solo cuatro meses había perdido 11 kilos. Durante la lucha contra el linfoma nunca perdió la coquetería, ni cuando estaba ingresada en el hospital. Admitía que tenía mucho miedo a perder el pelo, algo que finalmente no ocurrió.

Después de todo aquello, aseguraba que no deseaba volver a ser más la protagonista. "Ese papel solo lo quiero para mi trabajo. En mi casa, con mi familia, solo quiero ser secundaria", añadía la vallisoletana una vez recuperada.

Concha Velasco primer plano
Concha Velasco superó un cáncer en 2014 | Europa Press

Siempre ha sido una artista muy cercana a sus hijos y a sus amigos. Por eso no quería disgustarles ni darles malas noticias. Prefería recuperarse en la intimidad, sin que se estuviera tan pendiente de ella.

Concha Velasco recibió tratamiento de quimioterapia en pastillas, aunque al poco tiempo ya dejaría de ingerir fármacos. Aseguraba que el hígado ya estaba bastante resentido por el tratamiento que siguió para combatir el linfoma. Después de aquello tuvo que seguir al pie de la letra las indicaciones de los médicos.

Le impusieron unas reglas muy estrictas en cuanto a la alimentación, pero también a la hora de trabajar. Únicamente le permitieron realizar una función al día y le prohibieron compaginar el teatro con la televisión. 

En aquella época conducía el programa Cine de barrio en TVE y estaba implicada en una obra teatral, Olivia y Eugenio. Curiosamente le tocaba dar vida a una mujer que sufría cáncer terminal.

Foto de Concha Velasco en un teatro
La vida le cambió para siempre a Concha tras detectársele el linfoma | Europa Press

En su entrevista en El País, desvelaba que había tenido una vida laboral muy intensa, pero le quedaba mucho por vivir en lo personal. "He ido de escenario en escenario y me he perdido muchas cosas", apuntaba. Añadía que "vivo en Madrid desde hace mucho, pero no conozco la ciudad".

Concha Velasco dio un susto

Concha Velasco decidió hace unos meses darle un giro radical a su vida. Desde hace tiempo venía sufriendo problemas de movilidad, lo que le llevó a tomar una decisión. De manera consensuada con sus hijos decidió trasladarse a una residencia de mayores.

▶️ VÍDEO del día

Tanto Manuel como Paco desean que esté lo mejor atendida posible y ellos no podían darle toda la atención que necesitaba. Entre el trabajo y sus familias les resultaba muy complicado estar tanto tiempo con ella.

Hace poco se conocía que la artista había sufrido un pequeño problema de salud, recogía el diario 20 Minutos. Por suerte, tanto los profesionales del centro como los médicos actuaron con celeridad. Su hijo confirmaba al cabo de unos días que estaba muy bien y recuperada.

Concha Velasco se encuentra perfectamente, aunque hace meses que no se deja ver en público. Sus últimas apariciones fueron en el teatro, siempre acompañada por Manuel.