Primer plano del padre Apeles

La increíble nueva vida del padre Apeles, que vive lejos de España

El padre Apeles volverá a la televisión en breve

El padre Apeles se convirtió en toda una estrella mediática en la década de los noventa.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Sus apariciones en debates y tertulias televisivas le catapultaron a lo más alto. Era un imprescindible en algunos programas gracias a sus dotes de polemista.

Era lenguaraz, crítico y no dudaba en plantar cara a quien se le pusiera delante. La popularidad le llegó de la mano de espacios como Crónicas Marcianas o Moros y Cristianos, siempre de la mano de Xavier Sardá.

Incluso se llegó a especular con que el padre Apeles mantuviera una relación sentimental con Yola Berrocal. Poco a poco consiguió hacerse un hueco en más formatos, e incluso se ganó un sitio en Dónde estás corazón o Tómbola

Lo mejor de todo es que contaba con un caché muy elevado. Su presencia era sinónimo de éxito, por lo que trató de sacarle beneficio a ese tirón. No era habitual ver en televisión a un cura y menos abordando ciertos temas que podían resultar controvertidos.

Todas estas colaboraciones le llevaron a conducir un programa. Lo hizo junto a Rocío Carrasco, en una etapa en la que a Telecinco no le daba miedo experimentar con personajes de este estilo.

Pero como suele ocurrir con la mayoría de famosos que irrumpen la televisión con tanta fuerza, su papel se fue desgastando. Todo tienen una fecha de caducidad y con los años se acabó esfumando. Decidió alejarse de la televisión de manera definitiva, posiblemente por la falta de confianza de las cadenas.

Foto del padre Apeles caminando
El padre Apeles fue muy famoso en la década de los 90. | Europa Press

Se formó como militar y en la actualidad es reservista voluntario de la Subdelegación de Defensa de Tenerife. No obstante, ya lleva un tiempo residiendo fuera de España, en concreto en Roma.

Pero el padre Apeles tiene previsto regresar a nuestro país dentro de muy poco tiempo. El 21 de abril presentará un videoclip que grabó junto a la cantante Kevina Kul, recoge 20 Minutos. Se trata de una faceta que se desconocía de él.

Ha querido aclarar que regresa, pero no para quedarse. La televisión ya forma parte de su pasado y es una página de su vida que ya da por enterrada. 

"En realidad no vuelvo. Solo he grabado dos canciones y dos videoclips porque me apetecía, pero nada de volver a la tele", zanja. Reconoce que está "muy tranquilo en Italia", donde quiere seguir llevando una vida relajada y apartada de la popularidad.

En una entrevista que concedió el año pasado a El Español confesaba que llevaba en Roma desde 2019. No lo hacía para estar más cerca del Papa, sino porque estaba "harto del independentismo". También se escapaba de los "saraos" y de la fama que le perseguía en nuestro país.

Foto del padre Apeles
Ahora reside en Roma, donde tiene previsto fijar su residencia para siempre. | Europa Press

El padre Apeles se queda para siempre en Italia

El padre Apeles desvela que "ya me establecí definitivamente aquí y solo un terremoto me movería". En su opinión, "Cataluña y Barcelona se están hundiendo cada vez más". Lamentaba que no se preocuparan de la reindustrialización, la innovación y la mejora del nivel educativo.

Descartaba por completo participar en un reality como Supervivientes. "Solo iría si se hiciera en Montecarlo. Siempre he preferido que me insulte Mariñas, a que me piquen los mosquitos", señaló.

La otra condición para tomar parte en él es que una de las "concursantes tendría que ser Nicole Kidman". Mantiene el contacto con Rocío Carrasco desde que presentaran un programa juntos. Cuenta que tras la emisión de su docuserie "la felicité por su coraje, yo sí la creo".

Con el paso de los años, el padre Apeles admite que rechazó muchas proposiciones sexuales, como le hacían a cualquier famoso. También se negó a protagonizar campañas de publicidad que iban en contra de sus principios. Eso sí, se arrepiente de no haber aceptado una oferta para "escribir en revistas que contenían desnudos".