Montaje con las caras de Irene Urdangarin e Iñaki Urdangarin

Irene, la hija de Iñaki Urdangarin, sale de su escondite y confirma su belleza

Irene Urdangarin ha sido ‘pillada’ por la prensa

Irene Urdangarin es quizás la más discreta de la familia Urdangarin-Borbón. Por este motivo así como por su edad, 16 años, se prodiga muy poco ante los medios. Y menos aún desde que salieron a la luz las fotos de su padre paseando de la mano de otra mujer, Ainhoa Armentia.

Desde que saltara el escándalo, la prensa no había logrado tomar ni una sola imagen de la adolescente. Sin embargo, ahora ha sido vista por la calle junto a su progenitor, lo que ha permitido comprobar que ya es toda una belleza.

Irene Urdangarin vuelve a aparecer públicamente

A la hija de la infanta Cristina no le han gustado nada las imágenes de su padre con otra mujer. Tanto es así que parece que se ha sentido bastante molesta con él. Esta circunstancia y que su madre ha querido proteger su intimidad han provocado que llevemos muchos días sin ver a la joven.

Pero todo esto ha cambiado en las últimas horas. El motivo es que la revista Lecturas ha conseguido sus primeras instantáneas tras el citado escándalo. En concreto, la ha podido 'pillar' de paseo con Iñaki por las calles de Ginebra.

El verla de nuevo junto al vasco ha sorprendido a los lectores, pero también ha llamado la atención lo mayor y guapa que está Irene. Ha quedado patente que ha heredado el cabello rubio y los ojos claros de su familia así como una gran altura. Todo esto potencia su atractivo, al que contribuye también su estilo de vestir moderno y desenfadado.

Primer plano de Irene Urdangarin de Borbón con rostro serio
Irene Urdangarin se ha convertido en una guapa adolescente | Europa Press

Irene Urdangarin hace las paces con su padre

La hija de Urdangarin, como hemos mencionado, se había enfadado con él por la exclusiva de este con su actual pareja. Y es que consideró que esto hería a la infanta, con la que convive en Ginebra.

Viendo el enojo que sentía, el exjugador de balonmano ha intentado arreglar las cosas con la benjamina de la familia. Por esta razón, con el beneplácito de la infanta Cristina, ha viajado hasta la citada ciudad suiza. Y allí ha aprovechado el máximo tiempo posible con la adolescente para limar asperezas.

Parece que su objetivo lo ha cumplido, pues se ha visto al vasco feliz y en compañía de su pequeña. Así, se les ha fotografiado paseando por la calle e incluso disfrutando de un helado.

Irene Urdangarin en un montaje con su padre Iñaki Urdangarin
El vasco ha hecho todo lo posible para limar asperezas con Irene Urdangarin | GTRES

Esto no es todo, pues, según la revista Lecturas, también han ido juntos a visitar a un familiar de él que acababa de tener un bebé. Incluso él ha acudido a recoger a su hija a su centro escolar. Actividades todas ellas que les han permitido hablar mucho, comprenderse y sentir que, a pesar de todo, les une un enorme amor.

Iñaki ha logrado aprovechar al máximo su visita, que ha tenido la “intercesión” de su todavía mujer, para unirse nuevamente a Irene. Y lo ha conseguido con todas estas actividades juntos así como también llevándola a clases de tenis e incluso cocinando para ella. Sí, al parecer según el mencionado medio, acudió a un mercado de productos naturales para comprar los ingredientes con los que sorprender a la joven.

De esta manera, él ha dejado patente que, aunque quiere y disfruta de una nueva vida, no quiere olvidarse de lo más importante: sus hijos. Desea que estos lo entiendan, lo apoyen y, sobre todo, que no sufran por la situación. Por esto, no ha dudado en viajar a Ginebra para dejarle claro a su hija que, pase lo que pase, seguirá siendo su padre y la amará por encima de todo.