Primer plano de Irene Urdangarin de Borbón con rostro serio

Irene Urdangarin se da cuenta de la mentira y decide irse

Irene trata de refugiarse en una persona de su familia que no es su madre

Irene Urdangarin ha sido, posiblemente, la que peor ha llevado la separación de sus padres. Las imágenes de Iñaki de la mano de Ainhoa Armentia le resultaron muy desagradables. Aquello provocó un distanciamiento entre ellos que ha ido solucionándose con el tiempo.

La hija pequeña de los exduques de Palma ha sido el gran apoyo de la infanta durante las últimas semanas. Las dos trataron de hacer todo lo posible por asimilar lo mejor posible este mal trago. Allí en Ginebra están solas, aunque son frecuentes las escapadas a España.

No obstante, en la ciudad suiza Irene tiene a su prima Carlota Gui, sobrina de Iñaki. Recientemente ha tenido un bebé, y la hija de Cristina hace todo lo posible por verlas. La relación entre ellas es muy buena desde hace tiempo.

Pese a que la mayoría de los primos ya son mayores y cuentan con vidas independientes, siguen manteniendo el contacto. La más próxima a la joven es Carlota, con la que se le ha fotografiado en varias ocasiones en Ginebra. Trabaja desde hace tiempo para un organismo asociado a la Unión Europea, señala Vanitatis.

Durante un tiempo, la sobrina de Iñaki fijó su residencia en la ciudad helvética para continuar con sus estudios. Más tarde se trasladaría a Maastricht, para acabar regresando a Suiza, donde ha encontrado una buena amiga en su prima.

Infante Cristina de Borbon, Miguel Urdangarin, Irene Urdangarin, Juan Valentin Urdangarin en el Hospital Quiron de Pozuelo de Alarcon, Madrid el lunes 26 de agosto de 2019.
Irene Urdangarin, siempre muy unida a Cristina. | GTRES

La hija de la infanta trata de llevar una vida bastante sencilla y discreta. A diario acude al colegio privado Ecolint, uno de los mejores de Ginebra. Allí cuenta con un grupo de amigos muy reducido, que siempre está pendiente de ella, sobre todo en las últimas semanas.

Como cualquier joven de su edad, se pasa todo el día planeando viajes y escapadas. Casi todos los inviernos va a los Alpes a esquiar, y lo hace acompañada por un par de escoltas. También aprovecha el tiempo libre para salir de compras.

Hasta hace poco solía acompañarla Cristina, pero ahora acude con sus amigas o con Carlota. Su madre apenas se deja ver por la calle.

Cuando Irene Urdangarin queda con sus amigas le encanta disfrutar de un brunch o de un paseo por las calles de la ciudad. También le apasiona el tenis y la moda, aunque tiene claro que no orientará su futuro hacia este sector. Aún se desconoce qué estudiará cuando finalice su etapa en el instituto.

Los que la conocen aseguran que realmente se siente atraída por las letras y el mundo artístico. 

Es habitual que viaje a Barcelona. Explican que suele hacerlo con bastante frecuencia. En la Ciudad Condal tiene a su hermano Pablo, pero también a un grupo de amigos, además de familiares. 

Irene Urdangarin en un montaje con su padre Iñaki Urdangarin
Irene tardó en perdonar a su padre. | GTRES

No tiene reparos en volar sola. Antes de que se desatara la crisis entre sus padres solía hacerlo una vez al mes.

Lo normal es que se aloje en la casa de sus tíos, los Gui. En una reciente visita a Cataluña, incluso se la pudo ver en una fiesta con sus amigos.

Irene Urdangarin, siempre a la última

Irene Urdangarin viste de una manera muy sencilla, aunque trata de estar muy pendiente de la moda y las tendencias. Por lo general se decanta por los pendientes largos y las zapatillas deportivas, por las que siente auténtica devoción.

Es alta, rubia y delgada, asemejándose bastante a Cristina. Siempre ha estado muy apegada a sus dos padres, aunque con su madre ha ido acercándose más en los últimos tiempos. "Se desvive en abrazos y besos" hacia ella, apuntan.

La infidelidad de su padre la vivió como una traición. Durante unas semanas no quiso saber nada de él, y pese a la insistencia de sus hermanos, no estaba dispuesta a perdonarle. No obstante, hace unos días hubo un acercamiento entre ellos, en donde se les pudo ver muy unidos.

Irene es una joven con las ideas claras. Muy familiar y cercana en el trato, procura estar en contacto diario con sus allegados, aunque se encuentren a miles de kilómetros de distancia.