Montaje de fotos de primer plano de Jesulín de Ubrique y Julia Janeiro

Jesulín pide explicaciones a su hija Julia tras ver el derroche de dinero

Jesulín de Ubrique está harto de los continuos y elevados gastos de su hija Julia

Julia Janeiro vuelve a ser noticia. La joven, que cumplió 18 años en 2021, nos tiene acostumbrados a continuos cambios de imagen que muestra a través de sus redes sociales. Preocupada por la estética, a la hija de Jesulín de Ubrique le gusta cuidar su cabello y probar con colores diferentes.

Julia Janeiro muestra sus cambios de imagen

La hemos podido ver pelirroja, rubia, morena, siempre luce una melena larga y cuidada. Julia Janeiro acude con regularidad a su centro de belleza de confianza donde le aplican tratamientos de hidratación que mantienen su pelo sano y brillante. Es una de sus señas de identidad y de las que a la joven le gusta presumir en Instagram.

La hija de Jesulín siempre acude al mismo centro de estética ubicado en la localidad de Getafe. Es fiel a Javier Palacios Peluqueros donde saben atender los gustos de la influencer.

Además del pelo, Julia cuida su imagen con detalle. Se sometió hace un año a una operación de cirugía estética en la que retocó el tamaño de su pecho. Una cirugía en la que en todo momento estuvo acompaña por su madre, María José Campanario.

En cuanto a la moda, la joven prefiere el estilo urbano y deportivo, con cómodos conjuntos, tops y zapatillas o looks más elegantes y sensuales. Sus fotografías muestran a una joven fan incondicional de la moda que sigue las tendencias y no escatima en artículos de gran valor.

Todo esto hace que Jesulín esté bastante preocupado, y es que la joven no deja de gastar dinero en cosas prescindible. Cierto es que a la familia no debe de faltarle pero, seguramente, él quiere que su hija aprenda a tener responsabilidad con el dinero.

Primer plano de Jesulín de Ubrique con rostro serio
Jesulín de Ubrique quiere que su hija sea responsable   | España Diario TV

La hija de Jesulín de Ubrique vive con su novio en un ático

La joven vive con su novio, el futbolista Tommy Rossi, en un ático de lujo en las afueras de Madrid. Una vivienda que se encuentra en Boadilla del Monte, tercer municipio con la renta per cápita más alta de España. El inmueble, alquilado a principios de verano, cuenta con tres dormitorios, dos baños, garaje para dos coches, gran terraza, piscina comunitaria y gimnasio.

En el amor, Julia Janeiro siempre ha estado relacionada con futbolistas. Primero con Bryan Mejía, relación que terminó con una orden de alejamiento por una demanda de violencia de género. Después de este noviazgo encontró el amor en Álex Balboa, un joven jugador del Alavés.

A día de hoy es Tommy Rossi quien ocupa el corazón de la hija de Jesulín desde hace ya casi un año. Nacido en Italia, el joven de 19 años juega en el Getafe B. La pareja comparte fotografías en las redes sociales donde muestran públicamente su amor y sintonía.

El pasado mes de enero Julia Janeiro y Tommy tuvieron un accidente de coche del que salieron ilesos. El vehículo, propiedad del futbolista, quedó totalmente destrozado. La pareja acudió a un centro de salud para descartar cualquier tipo de lesión y, finalmente, todo quedó en un susto.

Más centrada en su imagen que en los estudios

Actualmente, Julia Janeiro estudia Formación Profesional. Concretamente la especialidad de Técnicas en Actividades Comerciales, pero sus padres Jesulín y María José Campanario no están muy satisfechos con su rendimiento académico. La joven está más centrada en su exposición mediática y ya alcanza los 232 000 seguidores en Instagram.

La hija de Jesulín obtiene ingresos gracias a su perfil como influencer y vende ropa a través de una plataforma de Internet. Su perfil es demandado por diferentes marcas y eso genera beneficios económicos a la joven. Julia cuida al detalle todas sus publicaciones con fotografías estudiadas en las que muestra su imagen a sus seguidores.

▶️ VÍDEO del día

Ajena a la polémica, Julia Janeiro ha tomado la decisión de no permitir que sus publicaciones sean comentadas evitando las críticas y comentarios negativos. Su perfil de Instagram es, pues, un escaparate en el que muestra sus escapadas románticas, sus gustos y su estilo de vida.