Montaje con las caras de Joaquín Prat y Ana Rosa

Joaquín Prat ya no puede ocultar el secreto de Ana Rosa Quintana

Prat ha dejado clara la postura de su jefa, Ana Rosa Quintana

Joaquín Prat está muy contento porque su jefa Ana Rosa Quintana está cada vez más cerca de volver a televisión tras su tratamiento de cáncer. Tan feliz está por su inminente regreso que no ha dudado en desvelarlo en televisión. Y tampoco ha podido ocultar que ella sigue manteniendo una 'guerra' con la productora 'rival', La Fábrica de la Tele.

Ha quedado en evidencia esta 'batalla' porque en El programa de AR se ha 'pasado de puntillas' por la Sálvame Fashion Week. Un espacio este que ha sido todo un gran éxito para Telecinco, pero aquel y sus compañeros apenas le han dado reconocimiento.

Joaquín Prat, en medio del conflicto

Joaquín Prat más conocidos de Mediaset, grupo en el que sabe que hay una 'guerra'. Nos estamos refiriendo a la que mantienen La Fábrica de la Tele, que hace Sálvame, y Unicorn, que tiene espacios como El programa de AR. Dos productoras, las más relevantes de Telecinco, que llevan más de un año enfrentadas.

El origen de esta batalla campal está en la docuserie de Rocío Carrasco, realizada por La Fábrica. Y es que Prat y el programa llegaron a cuestionar el testimonio de la protagonista. Pero es que además quedaron en evidencia con imágenes del pasado al haber dado veracidad a hechos que se demostraron que eran falsos.

Esta circunstancia no gustó nada a Ana Rosa Quintana y a su equipo, que se vieron cuestionados y que recibieron críticas por parte de Sálvame. Tanto es así que al ser puestos en evidencia decidieron dejar de comentar la citada serie de un día para otro. De esta manera, rompieron con la tónica habitual de que en los programas se hable de otros espacios de la cadena.

Primer plano del personaje
La docuserie de Carrasco dejó en evidencia a 'El programa de AR' y nació la guerra entre productoras | Mediaset

Este fue el inicio del conflicto mediático, que se acrecentó cuando Ana Rosa Quintana fichó a la hija de Carrasco como colaboradora. Un conflicto que aún sigue latente a tenor de lo que ha sucedido estos últimos días.

▶️ Ana Rosa Quintana reaparece y sorprende a todos con su aspecto

Joaquín Prat no puede ocultar la postura de Ana Rosa Quintana

Joaquín Prat sabe que desde lo sucedido con Carrasco, nada ha vuelto a ser igual entre las dos mencionadas productoras. Y además no ha podido ocultar que sigue habiendo guerra entre ellas a tenor de lo que ha pasado esta semana.

Lo que ha sucedido es que en la noche del miércoles se emitió con un enorme éxito la pasarela de moda Sálvame Fashion Week. Los colaboradores del programa ejercieron como modelos por un día de grandes diseñadores y de otros noveles. Y conquistaron a la audiencia con el espectáculo que dieron forma, consiguiendo ser líderes en su horario con un 17,1 %.

Numerosos medios de nuestro país se hicieron eco de todo lo que sucedió en esta cita especial. Y teniendo en cuenta que fue un buenísimo resultado para Telecinco, todo hacía imaginar que en El programa de AR hablarían largo y tendido de la misma. Pero nada más lejos de la realidad.

Joaquín Prat y los colaboradores dejaron para el final del formato la referencia a la mencionada pasarela. Así, emitieron un rápido y sencillo resumen tras el cual no comentaron nada prácticamente. Solo optaron por mandarle un mensaje de ánimo a Chelo García Cortés, que sufrió una caída y tuvo que abandonar la gala.

Es más, en el programa de Ana Rosa Quintana, prácticamente ni resaltaron que María Patiño, que enseñó sin querer un pecho, se había proclamado ganadora de la velada.

Captura de Joaquín Prat en 'El programa de Ana Rosa' con los loros decorativos detrás de él
Joaquín Prat y sus compañeros apenas hablaron de la 'Sálvame Fashion Week' | Mediaset

Por tanto, dejaron claro que el resentimiento entre Unicorn y La Fábrica sigue latente. Y es que en el espacio de Joaquín Prat no tuvieron ni el detalle de darle la enhorabuena como se merecía por el éxito logrado a la Fashion Week. Parece que ante el compañerismo, ahora prima el recelo o la envidia, llamémosle como queramos.