Primer plano de Ana Rosa Quintana en un evento

Juan, el marido de Ana Rosa Quintana que más ha sufrido con la enfermedad

Ana Rosa Quintana ha confesado cómo se siente

Ana Rosa Quintana ha decidido hacer balance de su año más complicado junto con la revista Diez Minutos. Recordemos que no fue un año fácil cuando la presentadora tuvo que abandonar su programa para ponerse en manos de especialistas y así poder curarse. 

2022 también le dio una de sus mayores alegrías: pudo volver a la televisión, aunque no con el alta porque es un proceso lento con muchas pruebas cada poco tiempo. 

Foto de Joaquín Prat y Ana Rosa Quintana en el plató de Telecinco
Ana Rosa Quintana se reencontró con su equipo el pasado octubre después de luchar contra el cáncer | Telecinco

Ahora en diciembre y lo que llevamos de enero hemos visto al frente a Patricia Pardo y a Joaquín Prat. Pero, ¿dónde está Ana Rosa? se puede preguntar mucha gente. Pues bien, simplemente de vacaciones disfrutando de ella y de su familia.

Muchas veces cuando la palabra cáncer asola a las familias siempre se preocupa uno por el enfermo, como es lógico. Pero la familia más cercana también lleva un peso muy importante en dicha situación y es esto lo que ha querido reflejar Ana Rosa con sus palabras.

Ana Rosa Quintana sabe que su marido y sus hijos son su mayor apoyo

La presentadora es consciente de que en todo este proceso, su marido Juan no lo pasó nada bien, aunque muchas veces intentara disimularlo. "Juan ha sufrido mucho, no lo ha dicho ni lo ha demostrado, pero adelgazó un montón, más que yo. Supongo que es un esfuerzo tener a una persona, en este caso a mí, de la que no han dejado de preocuparse ni los chicos, ni Juan, ni mis amigas".

Foto de Ana Rosa Quintana acompañada por su marido, Juan Muñoz, en la fiesta de la productora Unicorn
Juan, el marido de Ana Rosa, le apoya en todo lo que ella necesite | Europa Press

Ana Rosa ha contado que, pese a todo, su marido "me ha hecho sentir la mejor del mundo. Cuando me puse de rubia me decía: tienes una cabeza preciosa, es verdad que mala cara nunca he tenido, ni mal color, pero cuando se cae el pelo y las pestañas..."

Un cambio radical que antes de que llegara el cáncer a su vida tenía pensado hacer cuando dejara la televisión. "Siempre dije 'cuando deje la tele me voy a cortar el pelo cortito y me voy a teñir de rubio'. Han sido las circunstancias, yo aguanté el pelo casi hasta el final, pero las cuatro últimas quimios eran distintas", ha explicado la presentadora.

También confesó a la revista cómo se sintió cuando le empezaron a caer los primeros mechones de pelo. "El primer día que llego al baño y me quedo con un mechón en la mano, decidí afeitarme la cabeza. No quería pasar por ese momento de ver que se te caen los mechones".

Ana Rosa Quintana, más activa que nunca

Cuando ella ya estaba recuperada tenía muchas ganas de poder volver a sentarse en su silla, en su plató y con su equipo. Sin embargo, aún dejó pasar un poco de tiempo más: "Ya estaba bien, estaba recuperada, había pasado mi primera revisión. He estado sentada en este sofá viendo la vida pasar mientras mis hijos se iban al colegio, y aunque las amigas te visitan, vuelves aquí y tu vida es otra".

Ana Rosa Quintana llegando a plató, junto a su marido
El día que Ana Rosa Quintana regresó a su programa, lo hizo de la mano de su marido | Telecinco

Ana Rosa Quintana tiene claro que volver a trabajar ha sido un premio para ella. "Yo he trabajado toda la vida y quería recuperar mi vida, que también es sanador. Para mí, madrugar es un premio, poderme levantar todos los días para ir a trabajar, es lo mejor que me podía pasar".

Pero como todos merecen un descanso, estas navidades Ana Rosa Quintana las ha pasado con su marido y sus hijos en Tailandia. "Este año hemos pasado unas navidades casi como cuando era adolescente porque hemos aprovechado para hacer un viaje a Tailandia toda la familia, mis tres hijos, mi marido y yo".

NOVEDAD WHATSAPP: Pincha aquí para leer GRATIS tus noticias favoritas del Corazón en WhatsApp