Montaje de fotos de primer plano de Juan Urdangarin e Irene Urdangarin

Juan Urdangarin, preocupado por su hermana Irene tras saberse la verdad

Juan Urdangarin sabe que Irene ha sufrido mucho

Juan Urdangarin es consciente de que Irene ha atravesado por una época muy complicada en las últimas semanas. Fue, posiblemente, la persona que peor encajó las fotos en una portada de Iñaki con otra mujer que no era la infanta.

En todo momento, en la familia han tratado de proteger a la menor. Reside en Ginebra con su madre y, aunque procuraron mantenerla alejada del ruido mediático, ella ha sido conocedora de todo lo que surgía. Al igual que sus hermanos, sabía que la relación entre los exduques de Palma no atravesaba por su mejor momento, pero no contaban con ese desenlace.

Desde la distancia, Juan ha tratado de estar muy atento a la situación de su la joven. Aunque reside en Madrid, a miles de kilómetros de ella, le preocupaba el desapego que tenía con su padre. Durante este tiempo, además, se convirtió en el gran apoyo de Cristina.

En vista de esto, el exjugador de balonmano se desplazó hace unos días a tierras suizas. El viaje tenía dos objetivos esenciales, señala Pilar Eyre en la revista Lecturas. Por un lado sentar las bases del divorcio y, por otro, recuperar el cariño de Irene.

Fue “la que peor se tomó las fotos de Iñaki y su amante”, apunta la periodista. La define como “una niña de 16 años, sensible y simpática”. Explica que “quizás por estar muy apegada a su madre y, también por su condición de mujer, se enfadó terriblemente con él”.

Montaje de fotos de Iñaki Urdangarin y su hijo, Juan Urdangarin
Juan Urdangarin quería que Iñaki hiciera las paces con Irene | España Diario

La situación que se vivió con ella fue bastante tensa. En algún momento “se negó a admitir cualquier explicación” por parte de su progenitor.

Tanto Juan Urdangarin como Pablo y Miguel trataron de que recapacitara. Ejercieron de mediadores para que la situación entre ellos no se enquistara. Procuraron “suavizar el tremendo palo que le supusieron aquellas imágenes románticas en una playa cerca de Bidart”.

Para la joven, la polémica portada supuso todo un mazazo. De golpe se le caía un referente. Siempre vio al exjugador de balonmano como un “ídolo”.

Pero a eso se le suma que “fue testigo del dolor de su madre. La vio sufrir día a día, la vio llorar y eso fue muy duro” para ella, cuenta la revista.

Iñaki empieza a darse cuenta de que no actuó correctamente después de conocer la reacción de sus hijos. Ha tratado de enmendar sus errores desplazándose hasta Ginebra, donde compartió con Irene una jornada de helados y paseo.

La joven quiere mucho a su padre y de eso no hay la menor duda. Las fotos publicadas por Lecturas así lo corroboran. Y para la reconciliación, también ha tenido su parte de culpa Cristina.

Juan Urdangarin quería que se aclararan las cosas

La madre de Juan Urdangarin era la primera interesada en que se solucionaran las diferencias entre su todavía marido y la pequeña de la familia. “La infanta, con gran generosidad, ha querido que esta semana de convivencia sirviera para unirles”.

De hecho, se ha mostrado muy colaborativa. Le cedió el domicilio en el que residen en Ginebra para que pudiera pasar más tiempo con la menor. “Irene apenas le dirigía la palabra, pero pronto el cariño se impuso al enfado y la hija perdonó al padre”, apunta.

Infante Cristina de Borbon, Miguel Urdangarin, Irene Urdangarin, Juan Valentin Urdangarin en el Hospital Quiron de Pozuelo de Alarcon, Madrid el lunes 26 de agosto de 2019.
Irene Urdangarin siempre ha estado muy unida a su madre | GTRES

Los momentos de tensión, silencios incómodos y malas caras fueron dejando pasos a los abrazos y gestos de cariño. Y todo gracias a la hermana del rey, que ayudó mucho para que el exduque recuperara el cariño de su niña.

Ahora, Juan Urdangarin confía en que la normalidad vuelva al seno familiar. Eso sí, sus padres harán vidas por separado y ellos tendrán que adaptarse a esta nueva circunstancia.