Primer plano de Kiko Hernández con gesto serio

Kiko Hernández derrocha un dineral en sus mellizas y se niega a pagar la factura

Kiko Hernández ha recibido una acusación definitiva

Kiko Hernández se ha convertido en el protagonista indiscutible de la semana por una información que ha salido a la luz en Sálvame. Le han acusado de aprovecharse de su fama para derrochar una cantidad de dinero completamente desorbitada. Según cuentan, ha acudido a una conocida tienda situada en Madrid y se ha gastado 3.600 euros en ropa para sus hijas mellizas.

Kiko Hernández habría seguido los consejos de Anabel Pantoja, quien le recomendó que hiciera una colaboración con la citada empresa. La sevillana le avisó de algo: en la tienda había mucha ropa para sus niñas e iba a ahorrarse un dinero en el futuro. El colaborador, siguiendo el relato de Sálvame, se presentó en el comercio y gastó una fortuna a cambio de promoción.

Kiko Hernández con un relámpago de maquillaje en un lado de la cara serio
Kiko Hernández está molesto y perdido | Instagram

Kiko, según la versión de un testigo, espantó a los dependientes: de un momento a otro se volvió loco y arrasó con todas las estanterías. Según cuentan en Telecinco, se negó a pagar la factura porque consideró que la promoción que iba a hacer era suficiente. Le han acusado de ser “un tacaño”, todos menos su amigo Matamoros, quien asegura que hay una explicación.

Kiko está muy molesto con su programa y más pronto que tarde desvelará lo que sucedió en realidad. Le han acusado de haber salido de la tienda “con dos maletas y una docena de bolsas” y supuestamente sin pagar ningún producto. Las periodistas Gema López y Lydia Lozano se han quedado sin aliento y aseguran que Hernández se ha excedido.

“Vale que sea famoso, pero lo que encontramos ahí fue demasiado, menudo sinvergüenza”, ha declarado un testigo. Matamoros ha intentado restarle peso al asunto asegurando que todo lo que se llevó era para sus hijas, que están creciendo. Anabel Pantoja también entró por teléfono para dejar claro que la realidad era muy diferente a lo que se estaba contando.

Kiko Hernández atraviesa un momento delicado

Kiko pertenecía al grupo de colaboradores intocables de Telecinco, pero ha cambiado de bando de un momento a otro. Ya no puede hacer nada para evitarlo: los espectadores cada vez conocen más detalles sobre su vida y él no quiere. Según cuentan, tiene un íntimo amigo que no se separa de él: el actor Fran Antón, uno de sus antiguos compañeros del teatro.

Imagen de Kiko Hernández y Fran Antón.
Kiko Hernández cada vez esconde menos cosas | Cedida

Hernández tiene una explicación para todo lo que ha sucedido y todo hace pensar que dejará las cosas claras. Mientras tanto las redes ya están especulando y lo cierto es que gran parte de los comentarios no le dejan en buen lugar. Sálvame tampoco ha ayudado, pues ha hecho una investigación para demostrar que su comportamiento en la tienda fue injusto.

Los investigadores de Jorge Javier Vázquez han hablado, según el presentador, “con cinco influencer que tienen mucho peso”. Estas fuentes han asegurado que lo normal es llevarse 200 o 300 euros en productos tras una promoción, no 3.600. Anabel Pantoja ha defendido a Hernández y ha reconocido que ella también aprovecha bien sus colaboraciones con esa marca.

Kiko Hernández cada vez tiene menos secretos

Kiko, según el periodista Diego Arrabal, ha estado a punto de renunciar a su trabajo en Sálvame porque estaba ofendido. El programa emitió unas imágenes suyas con Fran, su nuevo mejor amigo, y consideró que habían sido irrespetuosos. Por eso tardó tanto en regresar a Telecinco después de sus vacaciones.

▶️ VÍDEO del día

Hernández está probando suerte en otros mercados y ahora quiere ser influencer. El problema es que su primera colaboración con una marca importante ha quedado manchada. Ahora hay que esperar para ver si volverán a confiar en él.