Montaje de fotos de Kiko Matamoros y su hijo, Diego Matamoros

Kiko Matamoros confirma los peores presagios sobre la enfermedad de su hijo Diego

Kiko Matamoros vive angustiado, a miles de kilómetros, el ingreso de su hijo en un hospital

Kiko Matamoros ha visto como sus vacaciones se veían alteradas por un problema grave de uno de sus hijos.

El colaborador de Sálvame, que pasa unos días en las Islas Maldivas a todo lujo con su novia Marta, lo ha pasado realmente mal en las últimas horas.

Kiko Matamoros con mascarilla
Kiko Matamoros, preocupado tras enterarse del ingreso hospitalario de su hijo Diego | GTRES

Kiko Matamoros se ha enterado del sufrimiento que ha vivido su hijo Diego en su ausencia. Una noticia que alarmaba a todos sus seguidores en redes sociales tras confesar el joven que sufre una "enfermedad congénita degenerativa". Hablamos de una "enfermedad relacionada con hernias discales y la médula espinal".

Diego Matamoros tuvo que ingresar de urgencia en el hospital

Todo empezó cuando, el viernes pasado, el hijo del tertuliano de Telecinco sufrió una fuerte crisis cuando se iba a ir a disfrutar de un viaje con su pareja, Marta Riumbau.

Diego Matamoros estuvo una semana en el hospital debido a sus intensos dolores físicos que arrastra desde hace años. El influencer y exsuperviviente ha querido contar a través de sus redes los duros días que está viviendo y las razones que le han llevado a ingresar en el hospital.

Primer plano de Diego Matamoros con el rostro serio
Diego Matamoros ha sufrido las graves consecuencias de la enfermedad que padece | Instagram (@diegomatflo)

El hijo de Kiko Matamoros se ha armado de valor y ha contado con pelos y señales este delicado episodio. "Me empezaron a fallar las piernas. Es por un tema congénito y degenerativo relacionado con hernias discales y con la médula".

Sí es cierto que, según han pasado los días, los dolores se han reducido, pero admite que "ha sido una semana de mucho sufrimiento". Pese a todo, el hijo de Kiko explica esta triste noticia con una mentalidad positiva y quiere mantener el optimismo tras ver que está evolucionando bien.

La enfermedad degenerativa del hijo de Kiko Matamoros

A su vez, Diego ha querido contar el nuevo diagnóstico tras unas pruebas que dejan claro que tiene "una de las vértebras anteriorizada". Más concretamente, el joven sufre una "espondilolistesis degenerativa".

Esta enfermedad se genera con la debilidad de los huesos, articulaciones y ligamentos de la columna vertebral. Esto provoca una menor capacidad de tener alineada la columna vertebral. 

Montaje de fotos de la storie de Diego Matamoros ingresado en el hospital y un teléfono móvil
Diego Matamoros se vio obligado a ingresar en el hospital hace unos días | La Noticia Digital

Eso sí, el influencer ha estado siempre muy bien acompañado por su pareja, Marta Riumbau, y varios amigos. Unos apoyos que le han venido de perlas, sabiendo que no podía contar con su padre, de vacaciones en Maldivas.

Laura Matamoros da la última hora del estado de su hermano

Por otro lado, Laura Matamoros confirmaba ayer que, por suerte, Diego ya ha recibido el alta. "Ya está un poquito mejor, la verdad es que han sido unos días bastante complicados. Han sido unos días que lo ha pasado bastante mal en el hospital y hoy se ha podido ir a casa", confesaba.

La hija de Kiko Matamoros ha sido franca y ha admitido que la familia se llevó un enorme susto ante el ingreso inesperado de su hermano. "Ha sido un susto bastante grande", contaba.

Laura Matamoros posando en un photocall
Laura Matamoros ha hablado del estado de su familiar | GTRES

Asimismo, Laura también ha desvelado cómo se enteró del ingreso de su hermano Diego. "Sí, sí, al final me enteré porque, de verdad que me está dando mucho agobio. Me enteré porque mi padre me llamó el sábado por la mañana y tal, yo con Diego no pude hablar, me llamó él y corriendo fui a verlo al hospital".

Sobre cómo lo ha vivido Kiko, que está a miles de kilómetros de Madrid, nos ha contado que estuvo muy angustiado cuando supo de la noticia. 

"Ahora ya, una vez que también en el hospital estaba bien cuidado y demás, ya más tranquilos. Pero sí, ha sido un susto", respiraba Laura tras unos días marcados por el ingreso de su hermano.