Kiko Rivera mira fijamente a cámara con una ligera sonrisa

Kiko Rivera pierde las esperanzas y asume que la relación se ha roto para siempre

Isabel Pantoja ha mandado un mensaje muy claro a sus hijos

Isabel Pantoja ya se encuentra completamente inmersa en su gira por Latinoamérica. Una oportunidad que supone ver la luz al final del túnel tras pasar los peores meses de su vida. 

Tras perder a su madre, Doña Ana, la tonadillera no levanta cabeza. Además, la relación con su hijo, Kiko Rivera, no parece que vaya a solucionarse próximamente, lo que la llevaba a tocar fondo. 

Sin embargo, esta nueva gira parece haberle infundido nuevas fuerzas a la artista, que se confesaba con su público acerca de la complicada situación que está atravesando.

Kiko rivera con gafas, la barba desaliñada, la cabeza ladeada y una sonrisa triste
Kiko Rivera no levanta cabeza | Instagram

"Hay que confesar que estoy ya muy cansada de llevar esta estrella que pesa tanto...", comenzaba diciendo. "Y que ya perdí en mi camino a tantas personas que me hicieron tanto daño".

Una clara indirecta a quienes le han dado la espalda en el peor momento de su vida. Además, aprovechaba para dedicarles una canción compuesta por Juan Gabriel a su madre y a sus nietos, "porque es así y así será siempre".

Todo parece indicar que Pantoja sigue teniendo muy presente a los pequeños, a pesar de que no ha estado tan unida a ellos en estos últimos meses. 

Plano medio de Isabel Pantoja y Agustín Pantoja en el aeropuerto
Isabel Pantoja ha llegado a Argentina acompañada de su hermano Agustín | Gtres

De hecho, parece que la artista se sintió tan arropada por el público que incluso dejaba caer su posible futuro en el país:

"Vente a vivir acá... ¡quién sabe!", apuntaba. Y es que durante las más de dos horas y media que duraba el concierto, las muestras de cariño de sus fans fueron continuas.

Así, Isabel se ha sentido más arropada que nunca tras haber actuado en el mítico estadio Luna Park de Buenos Aires con capacidad para 1.200 espectadores.

Y lo cierto es que el éxito ha sido abrumador. "El 80% de sus entradas se han vendido a tres días de su concierto, por debajo de Pimpinela o La Oreja de Van Gogh", que también actuarán en el estadio en los próximos días.

"Solo quedan por vender 500 entradas con precios desde los 45 a los 100 euros". Además, parece ser que Pantoja ha vendido las "entradas más caras".

Isabel Pantoja se ha centrado en su gira por Latinoamérica

Por otro lado, la tonadillera ha puesto unas claras exigencias, y es que solicitaba que "su camerino estuviera repleto de flores blancas y que el escenario esté blindado por el servicio de seguridad".

Además, a este concierto "no estaba acreditado ningún medio de comunicación español". 

Lo cierto es que Pantoja lo pasaba bastante mal hasta llegar a la capital argentina, puesto que debido a las condiciones meteorológicas tuvo que ir hasta Montevideo y después coger un ferri.

Isabel Pantoja en la entrada de los juzgados
Isabel Pantoja conseguía evitar la cárcel | Europa Press

"Al haber tanta niebla, su avión no pudo aterrizar en Buenos Aires y estuvo dando vueltas sobre la ciudad". "Nunca pasó nada igual, Pantoja tiene mala suerte", han comentado. 

Eso sí, la cantante no quería saber nada de la prensa, e intentó despistarles saliendo por la puerta de mercancías, algo que cogió por sorpresa a todos los que estaban allí.

De esta forma, llegaba acompañada de su hermano Agustín y sin querer hacer declaraciones. 

Kiko Rivera e Isabel Pantoja apoyados en una ventana mirando al horizonte
Kiko Rivera sigue sin acercar posturas con su madre | Europa Press

Cabe remarcar que se alojaba "en uno de los hoteles más exclusivos de la ciudad, que cuesta unos 2.000 euros la noche". 

"En la misma habitación en la que se está hospedando, hace unas semanas se quedó Robert De Niro".

De momento, la artista se ha negado a conceder cualquier entrevista y ha declinado ser entrevistada por Susana Giménez, una de las presentadoras más exitosas de este país.

▶️ Anabel Pantoja desvela el verdadero motivo de su ruptura con Omar Sánchez

"La única cita que tenía pendiente era tomar un café con Mirta Legrand, otra presentadora de éxito, pero no va a poder ser porque tiene covid".

Así, queda claro que la tonadillera se ha centrado en su carrera musical y no quiere saber nada de los problemas que la han asolado estos últimos meses.