Leonor

Leonor confirma sus peores temores: lo que Letizia hacía a los Urdangarin

Leonor se muestra muy sorprendida

Leonor nunca pensó que su madre fuera capaz de hacer eso a los Urdangarin. Los ha ido apartando de Zarzuela hasta el punto de no querer saber nada de ellos. Comenzó desplazando al exjugador de balonmano y a la infanta, pero ese desprecio también se ha extendido a los cuatro hijos de la pareja.

La reina siempre ha estado muy pendiente de cuidar la imagen de la Corona. Es consciente de que cualquier mínimo detalle puede influir sobre una institución cada vez más deteriorada. Por eso entiende que lo mejor es mantener lo más lejos posible a ciertas personas.

Leonor, mientras tanto, se prepara en Gales para ser la futura inquilina del trono. Allí estudia el segundo curso de Bachillerato, en un entorno de lo más tranquilo. Alejada de los líos familiares.

Su madre ha hecho todo lo posible por mantener impoluta la imagen de la princesa. A su alrededor se han producido una serie de conflictos que podrían haberle pasado factura. Pero la periodista asturiana tenía claro que le sobraba mucha gente y el primero era el emérito.

Tenía motivos para hacerlo. Entre ellos ya no había comunicación desde hace tiempo, pero los últimos acontecimientos ocurridos tampoco ayudaban demasiado. Episodios como el de Botsuana o la aparición de amantes obligaron a Zarzuela a tomar medidas drásticas.

Foto de la princesa Leonor y la reina Letizia, entregando el 'Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2022'
Leonor no tiene trato con los Urdangarin | Europa Press

Ella fue la obligó al rey a retirarle la asignación económica a Juan Carlos, que ascendía a 200 000 euros anuales. También renunció a su herencia y le abrió la puerta de salida para que se marchara fuera de España. Pero, al parecer, el emérito no ha sido el único que ha sufrido los desprecios de la reina.

Leonor siente que no han sido justos

Leonor sabe que tampoco han sido justos con algunos miembros del clan Urdangarin. Nada más estallar el escándalo del duque de Palma decidieron poner distancia por el medio con él y su esposa. Cristina solamente podría volver a palacio con el divorcio en la mano y totalmente distanciada de su marido.

Pero lo que más le duele a la princesa es que también se haya hecho daño a sus primos. Los hijos del matrimonio también sufrieron el vacío. De hecho se encuentran totalmente vetados por Casa Real.

No quieren saber nada de ellos pese a que en todo momento han adoptado una posición muy normal. La mayoría de ellos son buenos estudiantes y con inquietudes, algo que valora mucho la reina. Sobre todo si se comparan con Froilán y Victoria Federica, más preocupados por asistir a fiestas y salir de noche.

La familia Urdangarín en la playa
Los Urdangarin fueron desplazados por la madre de Leonor | Europa Press

Pero hay algo que resulta vital en toda esta historia. Y es que lo que no gusta en Zarzuela es que sigan prestándole todo su apoyo a Iñaki. Se trata de una decisión lógica hasta cierto punto, ya que es su progenitor.

Su paso por prisión y el caso de infidelidad con la infanta es algo que no pasan por alto los reyes.

Leonor, sin trato con los familiares

Leonor siempre ha estado en un segundo plano. Aunque cada vez va asumiendo más responsabilidades dentro de la Casa Real, debe limitarse a acatar órdenes. Sobre todo si proceden de su madre, que es muy exigente tanto con ella como con Sofía.

▶️ VÍDEO del día

Apenas tiene trato con sus primos por órdenes de su madre. No considera que los hijos de Elena y Jaime de Marichalar sean ejemplares, ni que tampoco merezcan tener un espacio en el palacio. Y lo mismo puede decirse de los hijos de Urdangarin, que siempre se han posicionado del lado del deportista.

Foto de la princesa Leonor sonriendo en los Premios Princesa de Asturias 2022
Leonor sigue las órdenes de su madre | Europa Press

El desprecio que sufren estos jóvenes lo catalogan como "perrerías" y no consiguen entender los motivos, recoge el portal El Nacional. Consideran que ellos no son los responsables de las acciones cometidas por su padre. Solo se limitan a prestarle su cariño y respaldo en los momentos más complicados.

Leonor no quiere verse envuelta en polémicas. En el internado de Gales permanece totalmente ajena a todo lo que sucede en su entorno.