Primer plano de Leonor

Leonor sabe que su abuela no la perdonará por lo que hizo en público

La poca sintonía que existe entre ambas reinas, Sofía y Letizia, se hizo notar en uno de los últimos encuentros en público

En los últimos Premios Princesa de Asturias, todos los ojos se posaban en Leonor, la protagonista de este encuentro. Pero, la periodista Pilar Eyre, experta en los asuntos de la Corona Real, se fijó en algunos detalles que más de uno pasó por alto.

La Familia Real brillaba aquella tarde. Y es que Leonor volvía después de meses fuera de España. Algo que, sin duda, pusieron muy contentos a los reyes y a su abuela.

Foto de la princesa Leonor sonriendo en los Premios Princesa de Asturias 2022
La heredera al trono muy emocionada en su regreso a España | Europa Press

La princesa y su hermana, la infanta Sofía, brillaban como hacía tiempo no se veía. Ya no solo por los looks elegidos: unos conjuntos en los que abandonaban lo pueril y se centraban en la elegancia y la adultez. De hecho, las prendas que eligieron fueron muy aplaudidas.

Desde que la heredera al trono llegara un par de días antes, se hizo notar que ambas gozaban de gran complicidad. Como mencionábamos, llevaban tiempo sin poder estar cerca los unos de los otros. La joven volvía de Gales, donde estudia el segundo año de Bachillerato Internacional en el UWC Atlantic College.

Sin embargo, durante la jornada de los galardones, no todo podía parecer tan idílico. Esta cita ha servido para indicar lo que muchos sospechaban: la reina Sofía ya no encaja tan bien en los actos oficiales. Es muy sabido que los roces entre Letizia y Sofía han gasto su relación. 

Y hubo notables detalles en los premios que volvieron a hacer notar el trato que se tienen entre ambas. Detalles, que muy pocos se dieron cuenta y que casi nadie ha comentado.

Momentos de mucha tensión

La reina Letizia ignoraba a su suegra y esta se veía desesperada por recuperar el espacio que había perdido. Llegando incluso boicotear levemente lo ya ensayado. Aunque nada de eso funcionó, pues, Leonor, quien tenía que brillar, brilló.

"El viernes, el día grande, el de la entrega de los premios, todo salió impecable. Mejor dicho, todo habría salido perfectamente si no hubiera sido por la presencia de la Reina emérita", decía en su blog Pilar Eyre. 

"En el posado frente al teatro ya hemos dicho que hubo tensiones, la emérita se puso al lado de su hijo y Leonor le tuvo que pedir que se apartara", continúa. 

Y la periodista sigue relatando que "después Sofía intentó interactuar con Letizia. Le contestó brevemente mientras trataba de poner la mayor distancia posible entre ella y su suegra hasta darle ostentosamente la espalda". 

Aunque como menciona la escritora, esta situación no es nada nueva entre ambas reinas. "Ocurrió exactamente lo mismo que el año pasado", comenta. 

"La emérita apareció e intentó acercarse al grupo de su nuera, pero nadie le hizo caso. Hasta el punto de que Felipe tuvo que ir a su mujer y decirle algo al oído. Letizia se hizo la sorprendida, saludó brevemente a la suegra y emprendió a paso de caballo la salida, dejando a todos atrás", dice.

"Las niñas iban a salir sin protocolo alguno. Cuando la emérita empujó suavemente a la infanta Sofía, y con la otra mano detuvo a Leonor, para salir ella misma antes. Fue un gesto leve, pero contundente", continúa.

Sin embargo, no todo ocurrió como Sofía tenía la intención. "La princesa de Asturias, sin inmutarse, no le hizo caso y se escaqueó por donde pudo". En los vídeos que colgaba en su perfil de Twitter hizo un análisis exhaustivo de lo que pasó minuto a minuto.

▶️ VÍDEO del día