Marta Riesco posando en un photocall

Marta Riesco señala al verdadero culpable de su ruptura con Antonio David

La joven sigue muy dolida con el exguardia civil

Marta Riesco sigue muy dolida con Antonio David después de que el exguardia civil la dejase plantada en uno de sus días más importantes. 

Marta Riesco estaba muy ilusionada con poder aparecer de la mano de su novio en su cumpleaños, pero finalmente sus planes se veían frustrados.

Así, Marta Riesco sorprendía anunciando públicamente que había decidido romper su relación.  
"A veces en la vida la gente tiene prioridades. Voy a intentar estar bien por mi familia", confesaba entre lágrimas. 

Primer plano de Marta Riesco llorando en el plató tras anunciar su ruptura con Antonio David Flores
Marta Riesco anunció en directo su decisión de acabar la relación | Mediaset

"Me habría encantado que estuviera, cambié mi día de cumple para que estuviese aquí, pero hoy tampoco. Hay cosas que no dependen de una misma".

Al parecer, alguien pudo haberse inmiscuido en medio de la relación de Antonio David y Riesco, provocando que finalmente el exguardia civil le diese plantón. Una forma de poner a sus hijos por delante de su novia. 

"Para mí es un golpe muy duro. No voy a poder continuar mi relación después de esto, siento decirlo así. Llevo batallando mucho esta relación y no me merecía sinceramente lo de hoy. A veces en la vida no se puede luchar contra todo", apuntaba la reportera. 

Antonio David Flores saliendo de casa de Marta Riesco
Antonio David Flores dejó tirada a Marta Riesco | Europa Press

"Para mí hay un antes y después de esto", advertía dolida. "Son demasiados feos, por amor propio y por dignidad no puedo consentirlo más. Me he enterado ahora directamente y tenía la esperanza de que estuviera bromeando".

Marta Riesco da un golpe en la mesa y sentencia a Antonio David

De esa forma, Riesco parecía haber llegado a la conclusión de que "hay veces en la vida que es imposible que una historia salga bien, he arriesgado mi carrera, me merecía por lo menos lo mismo por su parte".

Pero, aún así, sigue confiando en que el padre de Rocío Flores está enamorado de ella. "Creo que está enamorado pero que en la vida se ponen a veces demasiados obstáculos". 

"Quizás no quería hacer daño a personas y ha llevado a una situación insoportable. Solo le voy a culpar a él porque ha considerado que tiene que estar en otro sitio", opinaba señalando a Olga Moreno o a sus hijos.

Marta Riesco llorando en directo
Marta Riesco no pudo evitar derramar lágrimas tras dejar su relación con Antonio David en directo | Mediaset

Poco después, y tras su cumpleaños, Marta volvía a televisión y reconocía estar muy decepcionada con su ya ex.

"No me levanté de la cama", confesaba. "No he hablado con él. Ni yo lo he intentado ni él tampoco. Estoy alucinando de que no me haya llamado después de verme rota".

"He luchado muchísimo y me merecía ese momento. Me he jugado la carrera y el prestigio. A partir de ese día, era el punto a conseguir esa vida normal que por respeto a su familia no podíamos tener. Creo que los dos estamos enamoradísimos pero el único culpable aquí es él", sentenciaba.

Aunque, eso sí, descartaba que Rocío Flores tuviese la culpa de su ruptura o que ella pudiese haber influenciado de alguna forma a su padre.

Montaje de fotos de primer plano de Marta Riesco, Antonio David Flores y Olga Moreno
Olga Moreno podría ser la desencadenante de la ruptura | España Diario

"Rocío no tiene nada que ver en por qué no vino, yo sé el motivo que fue y para mi no es un motivo de peso".

Por otro lado, la reportera se negaba a creer que Antonio David pudiese volver con Olga Moreno ahora que han roto. "Tengo muy claro que no van a volver. Creo que los dos estamos enamoradísimos", aseguraba.

"Después de lo lejos que hemos llegado y todo lo que hemos luchado por nuestro amor me daría mucha pena que termine de esta manera", manifestaba decepcionada.

"Para mi no tenía una excusa para faltar el viernes. Tendría que haber dado un golpe sobre la mesa y no lo ha dado".

Pese a todo, la joven asegura "estar triste pero fuerte, rodeada de familia y amigos".