Matías Prats junior posando en un photocall

Matías Prats Junior cuenta sus secuelas físicas por primera vez

Matías Prats Junior confiesa sus problemas con las lesiones que le apartaron del deporte

Matías Prats Junior sabe que siempre estará sometido a las comparaciones. Tanto su padre como su abuelo fueron dos referentes en el mundo de la comunicación que llegaron a marcar una época. Él ha tratado de labrarse un futuro de manera independiente, sabiendo que el apellido que le abría puertas también le podía lastrar.

Desde 2011 se le puede ver en Mediaset como editor y presentador de los Deportes en Telecinco. Ahora acaba de publicar su primera novela, El futuro que olvidaste, que aborda dos temas que conoce a la perfección, el deporte y el periodismo.

Matías Prats, después de unos cuantos años en la profesión, asegura que llevar este apellido "no es una presión. Pero sí es una responsabilidad no manchar el legado", apunta en una entrevista en El Mundo.

Define a su padre y a su abuelo como "dos excelentes profesionales, pero también muy buenas personas. No han hecho daño, que no han sido irrespetuosos. Entonces, sí que tengo la responsabilidad de seguir esa estela", explica.

Cree que si de algo está orgulloso el actual presentador del informativo de Antena 3 es de que "sea un buen tipo. Quiero imaginarme también que mi abuelo se sentiría orgulloso de su nieto". Tiene la pena de que falleciera justo antes de que "yo me estrenara en la radio".

Foto de Matías Prats Chacón en el estreno de 'El humor de mi vida' de Paz Padilla
Matías Prats Junior acaba de estrenarse como escritor. | Europa Press

El periodista, de 37 años, se considera todo un "afortunado" por haber llegado tan lejos. Para ello ha "requerido mucho sacrificio". Eso sí, en las redes sociales siempre se encuentra con gente que le tacha de "enchufado, como alguien que ha tenido un trato de favor".

Confiesa que a él le dieron la "oportunidad antes que a otras personas que quizás tenían más talento, pero también se me ha exigido más que a otros". En este tiempo ha aprendido a vivir con la presión y ya "no me importa que se metan conmigo".

Matías Prats Junior no entiende que la gente "crea que mi padre me ha enchufado en la competencia". No le ve demasiado sentido a eso. En cualquier caso, no hay día en que no se lo recuerden.

Desvela que en alguna ocasión le han ofrecido realizar un reality con el periodista de Antena 3. "Cualquiera que le conozca sabe que él es muy celoso de su vida privada. Es un tipo muy prudente, que no le gusta destacar, que quiere que se hable de su trabajo, no de él", señala.

En eso se parecen bastante. "Yo soy un tipo sencillito, con pocos, pero buenos amigos, al que le gusta comer, ir a restaurantes, apoyar la cultura, el cine", apunta.

Explica que ahora trata de llevar una vida muy tranquila, ya que "la época de salir por discotecas ya se me pasó hace años. Ahora parezco más un cincuentón que alguien de 37".

Matías Prats Junior sufrió problemas físicos

Matías Prats declara su pasión por el deporte. Confiesa que "solía jugar al fútbol y preparar maratones, pero las lesiones me retiraron. Mis rodillas no aguantaron", así que ahora se conforma con la bicicleta, el gimnasio y el pádel.

Foto de Matías Prats Chacón posando en un salón
Las lesiones privaron a Matías del fútbol y de los maratones. | GTRES

El editor de los deportes de Telecinco cuenta que le encantan los niños. Tener hijos se encuentra entre sus planes más inmediatos. "Siempre me imaginé siendo un padre joven, pero por circunstancias de la vida no ha podido ser", añade.

Uno de sus amigos le hizo padrino de su primer hijo hace unos años y le sirvió de "entretenimiento". Cuenta que "ya sé cómo desenvolverme con los chavales jóvenes y cómo transmitir las cosas que me gustan".

Tiene claro que nunca condicionará a sus hijos para que sigan sus pasos. Matías Prats Junior afirma que "intentaré actuar como actuó mi padre conmigo, dando libertad absoluta". También tiene dudas sobre si sería conveniente ponerle su nombre a un niño.