Foto de Octavi Pujades junto a su novia, Anna Senan

Octavi Pujades confiesa qué pasa entre sus hijos y su novia Anna

Octavi Pujades siempre se ha mostrado muy real a través de sus redes sociales

Octavi Pujades se muestra muy feliz con su vida actual. Tiene una larga experiencia como actor, pero sin duda, lo que le hizo más conocido, fue dar el paso de abrirse Instagram y crear más contenido para sus seguidores.

En la pandemia, comenzó compartiendo su día a día con un toque de humor, por lo que la gente comenzó a seguirle. En un pequeño piso de Cerdanyola, pasó el confinamiento el actor, con su novia, sus dos hijos y su padre.

Comenzó a mostrar la cara real de la paternidad. Pero no solo eso, también mostró el tener que cuidar a su padre que estaba enfermo a la vez que tenía que cumplir como novio. De esto va su nuevo libro, No viene a cuento.

Octavi dista mucho de los papeles que suele interpretar. Por ejemplo, el actor hizo de Jonathan en La que se avecina, un joven vigoréxico con mucho ego y adición al gimnasio que conquistó a Judith Becker en la novena temporada. 

Foto de Octavi Pujades y Anna Senan posando en un photocall
Foto de Octavi Pujades y Anna Senan posando en un photocall | GTRES

Pese a que pueda parecer un actor de lo más altivo, la realidad es otra completamente distinta. A través de su Instagram, muestra facetas tan reales como lo que supone el tener que hacer de chófer en Barcelona para llevar a sus hijos adolescentes a cualquier sitio.

También muestra cómo es tener que madrugar para llevar a Anna a la estación o aeropuerto, dado que ella también es actriz y vive entre Madrid y la ciudad condal. 

Octavi Pujades se ha dejado conocer un poco más por sus fans y ha concedido una entrevista a El Español donde se sincera sobre su vida actual y su trabajo como actor.

Octavi Pujades se abre en canal

Ahora, Octavi Pujades está también de promoción con su libro No viene a cuento, del cual ha aprovechado la oportunidad para hablar. La portada ya da una pista del contenido del libro: Octavi vestido como sirviente y Joan, su padre, como rey.

"Puse en orden mis pensamientos y todo lo vivido y sentido con mi padre. Al fin y al cabo, fueron ocho años cuidando de él. Ahí hubo buenos momentos, pero también los hubo complicados, de renuncias y sacrificios", reconoció el actor y escritor en referencia a su padre.

En febrero de este año, Joan falleció antes de cumplir los 92 años. Se fue dejando un enorme vacío en la casa y en la vida de Octavi Pujades, Anna Senan y Alicia y Jordi. Aunque también fue un respiro más que merecido para el actor.

"La última etapa fue extenuante. Los finales no son agradables, pero este al menos no fue muy largo y mi padre se fue estando en casa, como él quería".

En la entrevista también ha hablado de la falta de humor y del conflicto catalán. "Me encabrona mucho la gente intolerante, radical y fanática", ha dicho respecto a las personas que no comprenden, a veces, el humor.

▶️ VÍDEO del día

Octavi Pujades y su relación con Instagram

La tarea de Octavi en Instagram tampoco es fácil: tiene la ardua tarea de conquistar con su contenido a más de 300 000 seguidores. "Al principio, me lo tomé como un trabajo, y luego ya le fui pillando el gustillo. Fui entendiendo esta forma de contar historias, y disfrutando de ella".

Pujades es consciente de que muchas personas utilizan las redes para posturear, sin embargo, a él le gusta más contar la realidad con un toque cómico y creativo. "En las redes, tú eres el dueño absoluto y pones lo que quieres. Eso da mucho juego creativo".

El trabajo de los actores tampoco es indefinido y entre serie y obra de teatro, a veces, vienen largos parones. "Este es un trabajo precioso, y lo peor que tiene es cuando no lo tienes. He tenido la suerte también de que nunca se ha tratado de parones muy largos".

Octavi Pujades disfruta de su vida con sus dos hijos adolescentes y su novia Anna, con los que se lleva estupendamente. Senan también es fotógrafa y muchas veces utiliza de modelo a Alicia o juega con Jordi. Los cuatro concilian vidas diferentes, pero con la tranquilidad de tener una vida familiar estable.