Montaje de fotos de primer plano de Olga Moreno y Rocío Flores

Olga Moreno y Rocío Flores se operan juntas: su nueva imagen

Olga Moreno ha viajado hasta Madrid para someterse a una nueva operación junto a la hija de su ex

Olga Moreno sigue estando muy ligada a la familia Flores. La diseñadora ha disfrutado de un auténtico plan de belleza acompañada de Rocío Flores. Ambas han sido vistas entrando en una conocida clínica estética para someterse a la misma intervención.

Olga Moreno se opera junto a la hija de su exmarido

Que la sevillana y la hija de Antonio David tienen una excelente relación es algo conocido por todo el mundo. Rocío la considera una segunda madre y, desde que se conoció la separación con su padre, ha permanecido a su lado.

Es habitual verlas paseando juntas por Málaga o incluso por Madrid cuando la empresaria se deja caer por la capital. Hasta disfrutaron de un fin de semana en Marruecos porque necesitaban “aire y un respiro”.

Foto de Olga Moreno acompañando a Rocío Flores por Madrid
Olga Moreno y Rocío acuden juntas a la clínica | Europa Press

Rocío tiene claro que la nueva novia del exguardia civil jamás ocupará su puesto y mucho menos tendrán la misma complicidad. Una complicidad que ha superado todos los límites tras ver como Olga y Rocío entraban en su centro estético por excelencia.

El pasado lunes 28 de marzo, Olga y la colaboradora de Ana Rosa volvieron a compartir una mañana dedicada a ellas en la capital. Juntas llegaron a la clínica estética de confianza donde en más de una ocasión se han sometido a intervenciones para mejorar su aspecto.

Esta vez la ex de Antonio David y su hija han decidido pasar por el quirófano el mismo día y hacerse la misma intervención estética. Concretamente, se han sometido a unas lipoesculturas para lucir tipazo este verano.

Olga Moreno y Rocío Flores entrando a la clínica Bruselas
Olga Moreno también se ha realizado una lipoescultura | España Diario

De esta manera, Rocío sigue mejorando su aspecto con una nueva intervención que se suma a las múltiples que ya tiene con tan solo 25 años. Una metamorfosis que comenzó tras perder 20 kilos en Supervivientes y que la motivaron a seguir mejorando.

En el caso de Olga Moreno su físico ya es delgado de por sí, por lo que su operación ha sido para solucionar la flacidez de su abdomen. Su paso por Honduras provocó que la pérdida de peso se tradujera en un descolgamiento de la piel de la barriga.

La sevillana fue la primera en entrar en quirófano mientras las cámaras captaron a la hija de Rociíto paseando por el exterior. Más tarde llegaría su turno.

Olga Moreno recibe una inesperada visita en el hospital

Mientras Olga y Rocío se encontraban recuperándose de la operación, Antonio David hizo acto de presencia en la clínica. El excolaborador quiso saber de primera mano cómo se encontraban las dos y pasó un tiempo junto a ellas.

A su salida atendió a los medios de comunicación allí presentes para explicarles cómo había ido todo. “Está todo súper bien. No puedo explicar mucho porque no entiendo, pero os puedo decir que están muy bien y están tranquilas”, explicaba.

Foto de Antonio David Flores delante de la clínica Bruselas durante la intervención estética de su hija, Rocío Flores
Olga Moreno recibe la visita de su ex tras su intervención estética | Europa Press

Sobre cuándo recibirán el alta, el ex de Rociíto aseguró que todavía tendrán que esperar “un par de días hasta que puedan caminar”. Con su presencia, Antonio David demuestra el gran apoyo y la buena relación que existe con Olga Moreno.

“Yo siempre con ellas aunque a veces intentáis hacer ver que no nos llevamos bien”, decía algo molesto. “Estoy aquí porque es mi obligación”, señaló el novio de Marta Riesco. El excolaborador no quiso hablar sobre la relación que mantiene con la periodista de Ana Rosa y solo se limitó a decir que está “feliz”.

Así las cosas, parece que en la familia Flores todo es cordialidad y buen rollo y que, a pesar de los rumores, están muy unidos. Tan unidos que hasta se operan el mismo día como quien queda para comer en un restaurante.