Primer plano con rostro serio de Paz Padilla

Paz Padilla recibe un mazazo a las puertas del juzgado

Padilla tenía el juicio contra 'Sálvame'

Paz Padilla tenía previsto verse hoy las caras con algún excompañero de Sálvame. Este martes era el día señalado para que diera comienzo el juicio de la presentadora gaditana contra Mediaset por despido improcedente. Enfrente iba a tener al que había sido su amigo David Valldeperas, director del programa de Telecinco y responsable posiblemente de su despido.

Sin embargo, a escasas horas de que diera comienzo la vista se pospuso. Dicho aplazamiento, como señaló la abogada Maica Velasco a Libertad Digital, fue por motivos laborales.

Al parecer, Paz Padilla llegaba a la cita con los deberes hechos. Así lo explicó Jesús Manuel Ruiz, otro de los trabajadores del programa de Telecinco despedido. Cuenta con "prueba documental y testifical", afirmó.

Paz Padilla llorando en el plató de Sálvame
Paz Padilla fue despedida de Telecinco hace unos meses. | Mediaset

El juicio se iba a celebrar en los Juzgados de lo Social de Madrid. La intención de la humorista es que la baja se declarase como despido improcedente o nulo, explica el periodista. 

Improcedente implicaría "el pago íntegro del contrato y el nulo, el pago y la readmisión inmediata". Por su parte, en Mediaset tratarán de defender que el despido fue procedente. Alegan que la presentadora abandonó su puesto de trabajo sin motivos. 

Con anterioridad había mantenido una discusión con Belén Esteban, que provocó que la gaditana se marchara del plató sin dar explicaciones. Aquello ocurrió el pasado 20 de enero.

▶️ Esconden a Anabel Pantoja la noticia que provocaría su abandono de Supervivientes

La nueva fecha del juicio se conocerá a lo largo de los próximos días. Reencontrarse en los tribunales con antiguos compañeros nunca es agradable y eso es algo que sabe la presentadora. Tendrá que enfrentarse a un momento muy complicado, aunque en algún momento ha tratado de evitarlo.

Sin embargo, desde la cadena no han puesto demasiadas facilidades. Desde el primer instante defendieron la teoría de que se ausentó de su puesto para echarla.

Paz Padilla está convencida de que tiene todas las papeletas para imponerse en esta batalla contra Mediaset. Entiende que su cese "se orquestó desde días antes. Cuando Jorge Javier y Belén Esteban calentaron motores para que ese jueves todo estallara".

En su defensa, la gaditana quiere exponer que fueron muchas las ocasiones en las que un presentador o colaborador se marchaba del espacio en directo. Eran frecuentes esas ausencias, pero en su caso no estaban dispuestos a mirar para otro lado.

El canal de Vasile quiso aprovechar esa situación para desprenderse de la presentadora. Durante las semanas previas había tenido un encontronazo con Belén Esteban a causa de las vacunas del coronavirus. Eso pudo ser el detonante del despido.

Pero también había otras razones que contribuyeron a su cese. Principalmente la caída de espectadores. Ni ella ni Carlota Corredera consiguieron enganchar a la audiencia.

Solo Jorge Javier Vázquez podía mantener unos niveles aceptables. Más tarde el programa apostaría por introducir una serie de cambios en el formato, que incluían la renovación de los conductores.

Paz Padilla durante el acto donde ha sido nombrada madrina de los Voluntarios de Madrid en la Caja de Música
La presentadora está implicada en otros proyectos. | Europa Press

Paz Padilla se merecía otro trato

Paz Padilla nunca entendió los motivos de su despido. No acaba de creerse que realmente prescindieran de sus servicios por ausentarse una tarde. Cree que detrás de esta decisión se esconde algo más.

Tiene la sensación de que la justicia le dará la razón. Eso sí, durante los últimos meses nunca ha querido pronunciarse sobre el asunto. De su boca siempre han salido buenas palabras, tanto hacia sus compañeros como al programa.

Este juicio es un nuevo contratiempo para La Fábrica de la tele y Telecinco. La productora está implicada por una investigación policial por revelación de secretos y acceso a información confidencial.

Paz Padilla, mientras tanto, ya está inmersa en otros proyectos profesionales, como el teatro o los libros. Eso sí, no se descarta que en muy poco tiempo se la vuelva a ver en la pequeña pantalla.