Primer plano del rey Felipe en su discurso de Nochebuena

El rey Felipe se moviliza tras confirmarse los problemas de salud

Felipe VI se ha preocupado por un familiar que ha sufrido un percance

Felipe VI ha cobrado protagonismo estos días porque ha dado a conocer su patrimonio personal. Días en los que, además, se ha hablado mucho de la vuelta a España de su padre, lo que sabe que le puede granjear complicaciones.

Y, por si fuera poco, ha tenido un gran preocupación por un problema de salud. En concreto, ha conocido que su tía Margarita, la hermana menor de su padre, ha sufrido un accidente que le ha provocado lesiones en el rostro. De ahí que, al parecer, no ha dudado en contactar rápidamente con la familia para conocer en todo momento cómo se encontraba ella.

Felipe VI conoce el percance sufrido por la infanta Margarita

El marido de la reina Letizia siente un gran afecto por su tía, que es la duquesa de Soria. Por este motivo, no ha podido evitar preocuparse al enterarse de lo que le había pasado.

La infanta, que tiene problemas de movilidad y se desplaza en silla de ruedas, quedó a comer con unas amigas en un restaurante de Madrid. Todo transcurría sin dificultades hasta que, por una circunstancia que no se ha desvelado, sufrió una seria caída de la citada silla. Caída que hizo que se golpeara seriamente en el rostro y, concretamente, en la nariz.

Ante lo aparatoso del percance, se avisó a los servicios de emergencias y rápidamente se personó una ambulancia en el establecimiento. Allí, los sanitarios realizaron un primer reconocimiento a la hermana menor de Juan Carlos I y le recomendaron que fuera al hospital. Era la manera de que le pudieran realizar pruebas, sobre todo, un escáner para descartar alguna lesión de gravedad.

Según expone el diario La Razón, ella fue trasladada hasta el Hospital HM Puerta del Sur, de Móstoles. Y es que es allí donde tiene un médico de su absoluta confianza. Se la examinó, especialmente del hematoma que tenía en la cara y del tabique nasal.

De igual modo, se le hicieron varias pruebas, como un TAC craneal, porque se encontraba algo desorientada e incluso sufría mareos. Y tras las mismas permaneció varias horas en observación. Pero finalmente pudo marcharse a casa para recuperarse del susto y sin tener ninguna lesión seria.

Felipe respira aliviado por su tía

Felipe VI se ha llevado un susto por lo sucedido a su familiar, pero ya respira tranquilo al saber que todo ha quedado en nada.

Tras el percance y la visita al hospital, la mujer regresó a su hogar en compañía de sus hijos, Juan Carlos y María Zurita. Estos, que acudieron al centro médico nada más conocer la noticia de la caída, han estado cuidándola. Es más, han estado pendientes de que su madre no tuviera ninguna complicación que indicara que algo iba mal.

Además, la han acompañado nuevamente al hospital para alguna revisión en la que ha quedado de manifiesto que todo está bien.

Foto con los reyes en primer plano
Felipe VI ya está más tranquilo tras conocer cómo está su tía | GTRES

La tía de Felipe VI incluso ya está disfrutando de su día a día como si nada hubiera pasado. Por esto, ha vuelto a quedar a comer con las amigas que estuvieron a su lado el día del accidente. Una cita a la que, al parecer, ha acudido maquillada para intentar disimular los moratones que tiene en el rostro.

Eso sí, tan discreta como siempre, no ha querido hablar del percance sufrido. Ha querido dejarlo en una simple y lamentable anécdota para no darle más repercusión. Es consciente de que su familia ya está demasiado en el punto de mira como para hacerla noticia nuevamente por una situación como la vivida.