Montaje rey Felipe VI y rey Juan Carlos I

El rey Felipe se harta y toma una decisión inesperada con su padre

Felipe medita castigar a Juan Carlos

Felipe ha dicho basta. La actitud adoptada el pasado fin de semana por su padre en Sanxenxo ha sido la gota que ha colmado el vaso. El rey tiene previsto aplicar un severo castigo a su padre que podría dejar a más de uno boquiabierto.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Este lunes tienen previsto reunirse en un encuentro privado en Zarzuela. Será la primera vez que se vean las caras después de 22 meses. En agosto de 2020, el emérito se despedía de España con destino a Abu Dabi.

Anunciaba por escrito a Felipe que se marchaba "para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones. Desde la tranquilidad y sosiego que requiere tu alta responsabilidad". Era la manera de irse antes de que le echaran de malas maneras.

▶️ La traición que pone al Rey Felipe entre la espada y la pared

Con anterioridad ya había recibido una advertencia por parte del rey, que le había retirado la asignación económica y además rechazaba su millonaria herencia. Eran señales evidentes de que algo se tambaleaba en la relación familiar.

En los últimos días, desde el Gobierno han pedido explicaciones a Juan Carlos. Desean que se aclare el origen de su fortuna, las sociedades en paraísos fiscales y el lugar en el que asentará su residencia.

Imagen del Rey Felipe VI.
Felipe es consciente de que debe tomar una decisión con Juan Carlos. | EP

También quieren conocer los detalles de su viaje a España y cómo se sufragaron los 56 000 euros que costó el avión privado. No hay que pasar por alto que el código de conducta impuesto por Zarzuela impide a la familia aceptar regalos con tanto valor.

Con cierta prepotencia, el emérito respondía a la prensa sobre estas cuestiones: "¿Explicaciones de qué?". Está claro que ahora mismo lo que menos le preocupa es la estabilidad de la institución. No parece reparar en las consecuencias que pueda tener para su hijo sus comportamientos.

Felipe no está dispuesto a tolerar más salidas de tono por parte de su padre. No ha sentado nada bien que actuara con tanta libertad.

Primero acudió a Sanxenxo, cuando lo normal es que fuera a Zarzuela a presentar sus respetos al Jefe del Estado. A ello se le une el excesivo exhibicionismo público durante los últimos cuatro días.

En vista de todo eso, hubo un cambio de planes por parte del actual inquilino del palacio. Optó por hacer el encuentro privado y sacarlo de su agenda. La intención es que Juan Carlos se reencuentre con su hijo, su esposa y algunos de sus nietos. 

Montaje de fotos de Pedro Sánchez junto al Rey Felipe y la Reina Letizia
Los reyes cuentan con el respaldo de Pedro Sánchez para quitarle los privilegios al emérito. | La Noticia Digital

Queda por ver si Letizia o la infanta Sofía acuden al acto. En cualquier caso, todo apunta a que no se difundirán imágenes de la reunión.

Felipe se puede cobrar la venganza

Felipe tiene en su mano desplazar a su padre para siempre. Y para ello cuenta con el apoyo de Pedro Sánchez, que estaría encantado de apartar al emérito. Para ello se valdrían del BOE.

Se trataría de modificar el Real Decreto del 19 de junio de 2014. En él, Juan Carlos firmaba su abdicación y se le reconocía su título de rey de manera vitalicia y con "carácter honorífico". Pero puede cambiarse en cualquier momento, y en estos instantes es algo que no se debe descartar.

Supondría una decisión muy dura para el actual rey. Pero para adoptar esta medida tendría el respaldo de la reina y del Gobierno. De momento se plantea como una medida de amenaza.

Felipe considera que esta ley es la mejor fórmula para controlar al emérito. Su actitud ha erosionado mucho a la institución y en juego está el futuro de la Corona. Sabe que conseguiría ganar mucho respaldo entre la clase política con esta medida.