Montaje de fotos de primer plano de Antonio Resines serio y su hijo, Ricardo Fernández de Mateo con rostro medio sonriente

Ricardo, hijo de Antonio Resines, comunica la secuela que tiene en vilo a su padre

Antonio Resines enmudece a los suyos tras salir a la luz el problema que complica su recuperación

Antonio Resines ya ha dejado atrás los peores días que pasó en la UCI del Hospital Gregorio Marañón tras su contagio de coronavirus. Fueron 40 días muy complicados para el querido actor español que acabó superando gracias a su fortaleza y al apoyo de los suyos.

El actor nacido en Torrelavega casi ha recuperado la normalidad en su vida, a pesar de que todavía camina ayudado por una muleta. Lo que es una realidad es que el estado físico del actor de Los Serrano ha mejorado notablemente en las últimas semanas.

Antonio Resines y su mujer, Ana Pérez-Lorente paseando por la calle tras su salida del hospital
Antonio Resines y su mujer, Ana Pérez-Lorente, paseando por Madrid tras su ingreso en la UCI | Europa Press

Muestra de ello han sido las últimas imágenes que hemos podido ver de Antonio Resines en la presentación de su nuevo proyecto profesional.

Antonio Resines continúa progresando notablemente

Resines presentó este lunes junto a Miguel Rellán su nueva serie en Movistar Plus, Sentimos las molestias, una producción que se estrenará en dicha plataforma este viernes 8 de abril.

Uno de los aspectos que más ha llamado la atención del buen estado de Resines ha sido la simpatía que ha derrochado durante este evento. El caso es que, tras la presentación oficial, el actor ha charlado sobre varios temas con los periodistas allí presentes.

Eso sí, no todo es óptimo en su vida actual, ya que el bueno de Antonio Resines ha desvelado qué secuela sigue arrastrando desde que se contagió de Covid las pasadas Navidades.

Una revelación que, sin duda, ha dejado muy preocupados tanto a su mujer, Ana Pérez-Lorente, como a su hijo, Ricardo Fernández de Mateo.

"Lo he pasado bastante mal, pero nada comparado con otra gente"

Antes de desvelar dicha dolencia, Resines ha contado con cierto sonrojo que durante sus peores días en el hospital, se dedicaba a insultar a todo aquel que entrase en su habitación.

"Era porque como estaba bajo los efectos de las drogas curativas… luego pedía perdón porque decía lo que se me pasaba por la cabeza. Yo no sabía exactamente dónde estaba... Estás como colocado", decía.

Antonio Resines presenta un programa en 'La 1' junto al actor Dani Rovira
Antonio Resines, uno de los actores más célebres y queridos del panorama español | Europa Press

Resines no escondía que "yo digo burradas normalmente, pero confundía a la gente. Podría pensar que ella era una agente infiltrada del 'mossad' que me perseguía y la empujaba para que se fuese. Tremendo", ha contado, intentando quitar hierro al asunto. "Lo he pasado bastante mal, pero nada comparado con otra gente", ha confesado.

"Dentro de lo malo he salido del coma, pero estaba en coma. Hay otra gente que no está en coma y sufre y lo pasa muy mal y gente que se muere y es consciente de que se están muriendo", ha expuesto.

Además, este ha contado que "yo de eso nunca fui consciente. Me enteré después de que estuve a punto. Hay momentos que lo pasas muy mal y no sabes cómo solucionarlo porque no puedes hacer mucho, pero bueno, aquí estamos", ha dicho ante los medios.

La secuela que arrastra Antonio Resines y alerta a su familia

Lo que ha dejado preocupados a los suyos ha sido que, dos meses después de recibir el alta, Resines se encuentra bien, pero sigue usando una muleta. "La utilizo cuando hay escaleras y eso todavía me cuesta... es una cosa genética que tengo, pero no pasa nada", ha explicado este lunes en la presentación de su nueva serie.

Antonio Resines y su hijo, Ricardo Fernández de Mateo posando al lado de una mesa posando al lado de una mesa
Antonio Resines preocupa a su hijo Ricardo Fernández de Mateo por la secuela que sigue arrastrando | Instagram: ricfdm

Para finalizar, Resines ha aclarado si va a dejar Madrid para continuar su vida fuera del ruido mediático en su casa de Comillas (Cantabria). 

Así las cosas, el actor cántabro ha bromeado como en él es habitual. "Me voy a ir a Alcorcón para siempre jeje... No, me he ido unos días nada más porque hasta dentro de un tiempo no empiezo a trabajar regularmente", ha confirmado entre risas.