Rocío Carrasco

Rocío Carrasco da por rota la relación tras hacerle perder el trabajo

Rocío se siente un tanto decepcionada con la situación

Rocío Carrasco nunca pensó que su relación atravesaría por un bache de este nivel. Durante mucho tiempo se presentaron como fieles amigas, pero el tiempo les ha acabado distanciando. Hasta el punto de hacerle perder el puesto de trabajo a esa persona que tanto quería.

La hija de Jurado hizo un repaso a su pasado a través de la emisión de una docuserie. En ella acusaba a su exmarido de presuntos malos tratos, consiguiendo que se sumaran a la causa una buena cantidad de personajes conocidos. Entre ellos, Carlota Corredera, que salió en todo momento a defender a la empresaria sin darse cuenta de las consecuencias que esto tendría.

Rocío se convirtió en uno de los rostros más populares de la cadena, girando prácticamente todo en torno a ella. Pero con el paso de las semanas se pudo comprobar como Sálvame y otros programas experimentaban una importante caída de espectadores. Durante un tiempo, las quejas fueron constantes en redes sociales, acusándoles de linchar públicamente a Antonio David, sin respetar la presunción de inocencia.

En vista de todo aquello, los responsables de la cadena decidieron prescindir de la gallega para conducir el formato vespertino. Le prometieron nuevos proyectos, pero tardarían en llegar. Tuvieron que pasar más de seis meses hasta que le propusieron presentar ¿Quién es mi padre?.

Sin embargo, la alegría le duró muy poco, apenas cinco semanas. Las bajas cuotas de audiencia obligaron a los directivos de Mediaset a suprimir de la parrilla este espacio. El pasado sábado se emitió la última entrega, aunque sin el debate que moderaba la gallega. 

Foto de Rocío Carrasco llorando en el plató de 'En el nombre de Rocío'
Rocío Carrasco lamenta mucho el daño hecho a su amiga | Telecinco

Además, optaron por relegarlo a la madrugada y reducirlo a apenas un par de horas. Contaron la historia de la supuesta hija de Gila, pero sin la posterior tertulia que acompañaba a la producción.

Rocío Carrasco se siente un tanto decepcionada con el resultado. Confiaba en que Carlota triunfara con este nuevo proyecto en el que había puesto tantas esperanzas. La gallega quiso aprovechar las redes sociales para despedirse de los espectadores.

"Ha sido un regalo profesional enorme dar la cara por el trabajo impecable del equipo de ¿Quién es mi padre?", escribió. Confía en que pronta vuelva a "coincidir" con todos ellos. Aseguraba que había "aprendido y disfrutado muchísimo de este formato", el primero tras su salida de Sálvame.

Lo consideraba una "aventura chulísima", y como es habitual en ella, también tuvo tiempo para lanzar una pullita. "Por cierto, un programa que fue líder de su franja en tres de las cuatro emisiones de prime time", apuntó. Daba las gracias a todos aquellos que les habían acompañado en esta aventura que solo se prolongó cinco capítulos.

Todo un mazazo para la periodista, que esperaba contar con el apoyo de la audiencia. Después de un tiempo alejada de la pequeña pantalla pensaba que se les olvidaría todas las polémicas que protagonizó en el pasado. Sin embargo, ha notado como le pasaban factura.

Rocío Carrasco se siente culpable

Rocío Carrasco tiene la sensación de que el apoyo prestado por Carlota le ha pasado factura. Era habitual que arremetiera contra los compañeros que pensaran de manera diferente a ella. Los espectadores utilizaban las redes sociales para censurar su comportamiento tan dictatorial.

▶️ VÍDEO del día

En lugar de desempeñar el papel de presentadora adoptó el de defensora de la mujer de Fidel Albiac. Aquello nunca fue bien visto por la gente, que tampoco entendía las constantes críticas a Antonio David.

Rocío Carrasco y Carlota Corredera
Carlota siempre dio la cara por Rocío | La Noticia Digital

De momento se desconocen cuáles son los planes de futuro de la viguesa. No hay previsto nada para ella en la cadena a corto plazo. Por lo tanto, podrá tomarse unas vacaciones durante un tiempo.

Rocío Carrasco sabe que su amiga no lo tendrá sencillo para volver. También había escrito varios libros, pero la editorial con la que trabaja decidió aplazar sus proyectos sin darle explicaciones.