Rocío Flores

Rocío Flores, preocupada por las cifras que ponen en riesgo su economía

Rocío Flores ve peligrar la carrera profesional de su tía

Rocío Flores se muestra preocupada. Las cifras no le cuadran y su economía podría resentirse en cuestión de muy poco tiempo. Al parecer, las cosas no le han salido como ella esperaba.

Desde hace tiempo, Gloria Camila intenta seguir sus pasos y orientar su carrera profesional hacia el mundo de las redes sociales. Sin embargo, no cuenta con tanto impacto ni consigue tampoco captar la atención de los seguidores. Pese a contar con 850 000 fans, que es una cifra considerable, podría no ser suficiente, desvela la revista Semana.

Rocío comprueba que sus publicaciones son muy cuidadas y que le presta mucha relevancia a su perfil en Instagram. Pero se encuentra con que no consigue todas las colaboraciones que le gustaría.

La directora de Influencities, Paloma Bulnes, desvela en dicha publicación que apenas tiene contratos con empresas. Por lo tanto, le resultaría muy complicado vivir de estas plataformas, que es el gran deseo de muchos famosos. Esto provocaría que lo tuviera especialmente complicado para mantener su elevado tren de vida.

Y más en las últimas semanas tras decidir apartarse de la tele. Además de participar en algún reality, también había colaborado en algún programa de Mediaset. Al igual que Rocío Flores, de un día para otro dejaron de trabajar en el medio.

Esta experta en redes sociales señala que "si vemos su muro de Instagram tiene muchas fotos. Pero si se observa detalladamente no tiene apenas colaboraciones". Por lo tanto, considera que "ahora mismo no le reporta muchos ingresos".

Rocío Flores llora en 'El programa de AR'
Rocío Flores muestra interés por la situación de su tía | Mediaset

Todo el mundo se pregunta cuánto puede llegar a percibir por sus publicaciones. En realidad todo depende del tipo de mensaje que comparta. "Explica que "no es lo mismo unos stories, que un sorteo, un reels o una colaboración a largo plazo".

Rocío Flores, sin embargo, aunque tenga menos seguidores, sí que cuenta con más cartel para las marcas. Bulnes explica que en el caso de Gloria Camila, puede llegar a "pedir como mínimo 3000 por una foto" en el muro.

De momento se tiene que conformar con la promoción de prendas, accesorios o productos de alimentación. Pero siempre de manera esporádica y sin conseguir darle una cierta continuidad en el tiempo. De hecho, en los últimos tres meses solo ha contado con dos campañas pagadas, aseguran.

Es cierto que permaneció unas cuantas semanas encerrada en el reality Pesadilla en el paraíso. Durante ese tiempo sus redes sociales permanecieron más estancadas. Pero lo lógico en estos casos es que tras su paso por televisión se consiga un repunte de ingresos en publicidad.

En su caso no fue así y resultó un tanto sorprendente que apenas nadie se pusiera en contacto con ella. Ahora ha llegado el momento de analizar los motivos que llevan a los anunciantes a no confiar en la hija de Ortega Cano.

Rocío Flores sabe las razones

Rocío Flores sabe por experiencia que el paso por la televisión puede reportarle muchos seguidores. Sin embargo, supone un arma de doble fila. Sobre todo porque algunas marcas no quieren que se les vincule a ciertas personas que permanecen siempre en el punto de mira de los medios.

▶️ VÍDEO del día

En el caso de Gloria Camila lleva varios meses manteniendo un enfrentamiento con Ana María Aldón. Eso echa para atrás a muchas empresas. Son conscientes de que su perfil genera interés entre los internautas, pero le falta todavía atractivo para convertirse en una influencer.

Imagen oficial de Gloria Camila en 'Pesadilla en el paraíso'
Gloria Camila se ha apartado de la televisión como Rocío | Mediaset

Cuentan que todavía está muy lejos de convertirse en una figura en estas plataformas. Y ponen de ejemplo a Dulceida o María Pombo, que son las más populares de nuestro país.

Rocío Flores se pronunciaba hace unos días sobre su tía. Cuando le preguntaron por su estado de salud dijo que era mejor que se lo preguntaran a ella. Eso sí, tenían previsto reunirse próximamente para ponerse al día de sus vidas.