Primer plano de Sonsoles Ónega sonriente

Sonsoles Ónega confirma sus peores temores al mostrarlo en directo

Sonsoles Ónega aún sigue sin creer lo que le han hecho

Sonsoles Ónega no tuvo ayer un buen programa de comienzo de semana. Uno de sus colaboradores se sublevaba y a ella no le gustó nada que no le hicieran caso.

Pese a ser metedura de pata también por parte de Sonsoles, luego ella no lo quiso aceptar. La situación que se vivió en plató fue tan surrealista que hasta se tuvo que meter de por medio la directora del programa Patricia Lennon. Persona incondicional de Sonsoles que también le llevó la contraria a la presentadora.

Sonsoles Ónega discute en directo con uno de sus colaboradores

Eran las siete de la tarde de ayer cuando el programa arrancaba en riguroso directo con las cámaras grabando en la trastienda del plató. En el plano se veía a Sonsoles y al cómico y colaborador Miguel Lago, discutiendo. Como si de una conversación de niños se tratase y sin tener en cuenta a la audiencia, la presentadora repetía "no, no, no" y Lago decía "si, si, si".

Miguel Lago en chándal en 'Y ahora Sonsoles'
Miguel Lago cumple su promesa ante la estupefacción de Sonsoles | ANTENA 3

Sonsoles le quiso vetar la entrada al cómico ayer por la tarde en plató por ir vestido con un chándal rojo de adidas. Vestimenta que la presentadora no encontraba adecuada para entrar a plató.

"Pero si fue cosa tuya", le decía Lago visiblemente enfadado. Sonsoles que no paraba de negar con la cabeza le repetía por enésima vez que "no vas a entrar con ese chándal en este plató".

Como el colaborador parecía no entenderlo, Ónega le decía "que estamos en Antena 3 Miguel, es que cualquier día te vienes con el bocadillo". A lo que él le replicaba que sí, que bocadillo si se llevaba "porque me gusta con anchoas y aquí no me dan". 

Sonsoles ayer no daba crédito a la situación que estaba viviendo, como si de un parque de parvulitos se tratase. Pero Miguel Lago llevaba razón: "El viernes pasado tú me dijiste textualmente 'pues el próximo día te vienes con chándal'". Sonsoles seguía negando con la cabeza, pero como eran palabras que ella si pronunció, solo pudo decirle que "el chándal es horroroso y esos zapatos son horribles".

Ya llevaban un minuto discutiendo y con la audiencia expectante. Por lo que Sonsoles, para no tener que hablar más con él sobre el tema, le decía que hablase con la directora y que se arreglase con ella.

Miguel Lago hablando con la directoria de 'Y ahora Sonsoles'
Miguel Lago quiere entrar en chándal al programa de 'Y ahora Sonsoles' | ANTENA 3

Sonsoles Ónega en desacuerdo con la decisión que tomó dirección

Patricia Lennon era la directora de Ya es mediodía, anterior programa de Ónega en Telecinco. Se decidió venir también con ella a Antena 3 y ahora está al mando de Y ahora Sonsoles. Ayer le tocó decidir qué hacía con Miguel Lago al ver que la presentadora y él no se ponían de acuerdo y ninguno de los dos cedía su mano.

"Voy a arrancar el programa Miguel y así no entras", sentenciaba Sonsoles. Mientras que el colaborador miraba a cámara y decía que claro que iba a hablar con dirección porque se lo había dicho ella que viniera en chándal.

Captura de Sonsoles Ónega sorprendida durante 'Y ahora Sonsoles'
Sonsoles no daba crédito ante la situación | Atresmedia

"De verdad, desde que te has venido arriba..." le replicó el colaborador justo antes de dar inicio la imagen promocional del espacio televisivo.

Otra de las colaboradoras, Ángela Vallvey, le replicaba a la presentadora a favor del cómico. "Si es que te has puesto como un portero de discoteca, él que va tan aseado con ese chándal rojo".

La directora al final le dijo "entra y la culpa la tienes tú", por haberle dicho el viernes que a él le permitía venir hasta en chándal si quería. Palabras que dijo sin esperar que el colaborador se las tomase al pie de la letra.

"Esto es desde que llevamos dos semanas líderes de audiencia por las tardes, que está que no hay dios que la aguante", le decía Miguel a Patricia Lennon.

▶️ VÍDEO del día

Al final, la presentadora tuvo que acatar la decisión de la directora del programa, pero antes de entrar si le pidió que mínimo se cambiase los zapatos. "Un respeto a la audiencia por favor, el chándal para hacer deporte", finalizaba el asunto Ónega.