Primer plano de Sonsoles Ónega llorando

Sonsoles Ónega se gana una nueva enemiga que amenaza su trabajo

Sonsoles se llevó una gran decepción

Sonsoles Ónega pensaba que el programa del miércoles resultaría ser de lo más tranquilo. Pero finalmente se vio envuelta en una pequeña polémica. El malestar mostrado por una colaboradora le acabó salpicando a ella.

Por primera vez contaba con Carmen Lomana como tertuliana, pero también sería la última vez que lo hiciera. Al cabo de unas horas, la socialité confirmaba en redes sociales que dejaría de trabajar con ellos por diferencias con la dirección. En cualquier caso, en directo ya había dejado muestras de su enfado.

Sonsoles tenía en la mesa de debate a Carmen para analizar los temas de actualidad. Sin embargo, por distintos motivos apenas le dejaron hablar. No pudo intervenir todo lo que le hubiera gustado, algo de lo que se percató la presentadora.

A la hora de la despedida agradeció el buen trabajo de los colaboradores, pero se detuvo en la empresaria. Quería disculparse públicamente con ella. "Has hablado muy poco, tenemos que solucionar lo nuestro", señaló la conductora del espacio.

La socialité sorprendió a todos con su respuesta. Visiblemente cabreada admitía que "para dar el paseíllo, no vengo". Dejó un tanto descolocada a la periodista, que no sabía muy bien como reaccionar.

"No, es que, vamos a ver. Quiero hablar con Carmen, tiene razón. Me siento mal, sinceramente", soltó la comunicadora.

Captura de Sonsoles Ónega sorprendida durante 'Y ahora Sonsoles'
Sonsoles Ónega tuvo que disculparse con una compañera | Atresmedia

Se vivió un momento de cierta tensión, aunque para calmar los ánimos apareció Miguel Lago. Añadió que cedía su asiento a Lomana para que estuviera más cerca de la presentadora. Pero el problema no estaba en la silla.

La tertuliana explicaba que "no es cuestión de sitio". A ella le encantaría "venir desde el principio para hablar. Tengo suficiente criterio como para poder hablar de todo", esgrimió.

Sonsoles Ónega sufrió las amenazas de su compañera, que añadió que "si estorbo, me voy". Prometía que ella no iba a volver más para "hacer el paripé". Era una advertencia que tenía como destinatarios a los responsables del magacín.

Después de mostrar su queja, la periodista se comprometió a "arreglar esto del quinto invitado de La vida es bella". Confesaba que no sabía muy bien que iba a hacer para ello "porque el programa es corto". Hay muchos colaboradores y poco tiempo.

Indicaba que "el tema que le gustaba a Olga Viza, el de cada cuánto hay que lavar las sábanas, no entra". Eso hizo reaccionar a Lomana. "A mí me han mandado lo de Carlos de Inglaterra, lo de las sábanas, lo de 'no sé qué' y luego no entra", añadió.

La periodista quiso zanjar el asunto confirmando que "todos sois importantes en este programa. Pero hoy tengo que pedir disculpas a Carmen porque ha hablado muy poco". Continuaba diciendo que "las cosas se dicen y no pasa nada".

Sonsoles Ónega, sorprendida por la reacción

Sonsoles Ónega pensó que ese pequeño conflicto se había solucionado en el plató. Pero 24 horas después de esa polémica, Carmen publicaba en su cuenta de Instagram el vídeo con el incidente y un mensaje revelador. Anunciaba su marcha del formato de manera definitiva.

▶️ VÍDEO del día

Escribió que "esto es lo que ocurrió ayer, por lo que he decidido no volver". Entendía que debía dar una explicación a sus seguidores "para que no haya confusión. Entré al final, y como si no existiese".

Carmen Lomana en 'Y ahora sonsoles'
Carmen Lomana se marchó muy cabreada del programa de Sonsoles | ATRESMEDIA

Cargó sobre todo a la "directora Patricia Lennon, que no me quiere". Aseguraba que "prefería que me lo hubiese dicho en vez de ningunearme".

Sonsoles Ónega recibió elogios por parte de la socialité. "Es maravillosa, mis compañeros y las personas que trabajan ahí también". Acababa afirmando que "te mereces lo mejor", al tiempo que confirmaba que los responsables del programa no contaban con ella.