Primer plano de Susanna Griso con el rostro serio

Susanna Griso, preocupada por el incidente que podría haberle costado un dineral

Susanna Griso ha tenido que parar la emisión por este traspiés

Susanna Griso es una de las caras más significativas de las mañana en televisión. La presentadora se ha hecho hueco en las casas españolas. A ellas lleva las últimas noticias sobre lo que ocurre en el mapa nacional.

La periodista siempre ha sido conocida por su profesionalidad y sus transmisiones en directo. Pues bien, la última semana de noviembre, Susanna Griso quiso hacerse eco de un suceso que no dejó indiferente a nadie. Y la propia comunicadora quiso retransmitirlo.

Susanna Griso conectó en directo con dos hosteleros que habían sufrido un 'simpa' por parte de dos clientes de su bar. Sin embargo, la presentadora tuvo que cortar la emisión y llamar la atención al cámara por unas imágenes un poco controvertidas. Y es que las cadenas de televisión tienen que tener importante cuidado con la publicidad encubierta. 

A pesar de que las cadenas de televisión viven de ella, sigue habiendo unas normas que se han de seguir. Y es que pueden sufrir multas de la CNMC si realizan propaganda encubierta de marcas específicas. Es por esto que Susanna Griso tuvo que llamar la atención a su compañero.

Llevar este acto puede acarrear graves consecuencias, siendo posible que la sanción ascienda a miles de euros. Ya le ocurrió a la cadena La Sexta, deAtresmedia y la multa llegó a 185 585 euros.

"La ley establece que los emplazamientos publicitarios deben estar debidamente señalizados para que el espectador sepa siempre cuándo está recibiendo información". "Y cuándo se le está tratando de vender un producto comercial", rezaba el comunicado. 

Susanna Griso con los brazos cruzados y sonriente
Susanna Griso es una de las periodistas más conocidas de España | ESPAÑADIARIO

Susanna Griso se percata de algo que le podría costar mucho dinero

Como mencionábamos, Espejo Público informaba sobre el caso de dos hosteleros que sufrieron la pérdida de la friolera de 1000 euros. Dos clientes acudieron para darse un festín y se fueron sin pagar. 

"Es un semi 'simpa'. Ha ocurrido en Valencia, el local dio aviso que había dos clientes que habían pagado 400 euros de una cuenta de 1080 euros."

"Es cuando intentan huir y la policía les cogen. Y de hecho se les imputa un delito de estafa". Diego Revuelta era el encargado de informar sobre ello en plató.

Su compañera reportera dio paso a los afectados para que explicaran lo que sucedió. Estos manifestaban que su restaurante es "bastante económico", pero contaban con una carta amplia de champagnes. Así que los autores empezaron a pedir y pedir "botellas y botellas de Don Perignon y el consumo va subiendo".

"El encargado cuando se acercó a ellos querían el ‘champagne’ más caro de la carta, tampoco sabemos por qué. No vamos a cuestionar al cliente". El cámara empezó a enfocar a las neveras donde se guardaban esta bebida. 

Susanna Griso alertaba de lo que estaba sucediendo y tuvo que tomar cartas en el asunto. Y dar un toque de atención a sus compañeros.

"Ay… El champagne", decía la periodista. Y su compañero Diego Revuelta se percató también. 

"Una conocida marca de champagne", matizaba el compañero de Susanna Griso. También Lucía Etxebarria daba el puntito a lo que ya se había convertido en una broma: esa botella "cuyo nombre no queremos enfocar".