Belén Esteban

Miguel, el marido de Belén Esteban, da la triste última hora sobre su estado

Belén Esteban ya se encuentra en su casa

Belén Esteban ya se encuentra en su casa. La 'Princesa del pueblo' se recupera en su domicilio de Paracuellos del Jarama de la operación a la que se sometió la semana pasada. Su marido, Miguel Marcos, ha desvelado algunos detalles de su estado, con unas palabras que no invitan precisamente al optimismo.

La colaboradora de televisión no consigue levantar cabeza. Desde que sufrió la caída en Sálvame, cuando trataba de recrear una de las pruebas de Supervivientes, su estado de ánimo se encuentra por los suelos. Sufrió una rotura de tibia y peroné que le ha dejado muchas molestias y que le mantendrán alejada un tiempo de los platós.

En un primer momento se pensó que la lesión de Belén era mucho más leve. El percance parecía bastante simple, pero las muestras de dolor evidenciaban que detrás del incidente se escondía algo preocupante. Los gritos de dolor llegaron a asustar a sus compañeros, que con inmediatez reclamaron la presencia de los médicos.

Tuvo que esperar unos cuantos días a que la pudieran operar. Todo salió a la perfección en el hospital, como se encargó de confirmar Miguel. Sin embargo, su mujer no es una buena enferma.

Arrastra desde hace tiempo fuertes dolores que la mantienen muy desanimada. Nada consigue arrancarle una sonrisa de la boca. De hecho, no quiso ni entrar por teléfono en su programa cuando trataron de interesarse por su estado.

Montaje de fotos de Belén Esteban saliendo de la ambulancia tras romperse la tibia y el peroné
Belén Esteban se rompió la tibia y el peroné en directo. | Trendings

Los plazos de recuperación se estiman entre las 6 y 8 semanas. Así que no se espera que Belén Esteban regrese al espacio de Telecinco hasta dentro de un par de meses. Lo más probable es que no reaparezca hasta después de las vacaciones de verano, que para ella son sagradas.

▶️ Belén Esteban confirma los rumores sobre su estado de salud

Es uno de los pocos alicientes que tiene en estos instantes. El reportero de Sálvame, Sergi Ferré, aseguraba la semana pasada que "está muy desanimada, está hundida anímicamente". Tuvo la oportunidad de visitarla en el hospital.

La de Paracuellos tiene la sensación de que esto va para largo, y solo de pensarlo ya se hunde. Para sobrellevar este mal momento ha contado siempre con el respaldo de su chico. Miguel no se ha separado de ella en todo este tiempo.

Montaje de fotos del storie de Belén Esteban donde le da las gracias a su marido Miguel y un teléfono móvil
El mensaje de agradecimiento que le dedicó a Miguel. | España Diario

Apenas ha tenido fuerzas para escribir en las redes sociales, pero sí que le dedicó un mensaje de cariño a su esposo. Compartió con sus seguidores en Instagram una imagen de los dos abrazados, en donde le daba las gracias. Era un detalle que tenía con esa persona que está tan pendiente de ella a todas horas.

Belén Esteban recibe una mala noticia de Andrea

La intervención de Belén Esteban no estuvo exenta de complicaciones. Tuvo que retrasarse unos días debido a que la escayola que le habían colocado de forma provisional le había provocado heridas. "Le queda una larga temporada hasta que se recupere completamente", contaba el viernes su pareja.

En este periodo tampoco le ha faltado el cariño de Andrea Janeiro. Sin embargo, en las últimas semanas la joven se habría acercado a su padre. La relación entre ellos nunca fue del todo fluida, pero parecen dispuestos a recuperar el tiempo perdido.

Captura de Belén Esteban imitando una de las pruebas de 'Supervivientes' en el plató de 'Sálvame'
Belén, en el momento en que se produce la caída. | Mediaset

Eso sí, la colaboradora no quiere que eso implique un distanciamiento con ella. Era algo que llevaba demandando desde hace años, de ahí que no entienda ahora ese cambio de actitud por parte de Jesulín.

En cualquier caso, a Belén solo le preocupa en estos momentos su recuperación. Las molestias que sufre la han hundido y necesita nuevos alicientes para mejorar su estado anímico. El cariño de su familia y compañeros no le ha faltado ningún día en este tiempo.