Plató Sálvame Deluxe

Los últimos y determinantes cambios en ‘Sálvame’ que confunden a la audiencia

‘Sálvame’ sufre un nuevo y drástico giro de guion que nadie entiende

La desesperación por salvar las cifras de audiencia ha llevado a los altos directivos de Sálvame a entrar en una espiral de transformaciones constantes.

Para empezar, el trato que el programa y la productora en cuestión, La Fábrica de la Tele, daban a la docuserie de Rocío Carrasco, suponía un antes y un después.

Desde entonces, parece que en el vespertino son incapaces de levantar cabeza, viéndose obligados a hacer hasta lo imposible por salvarse. Para empezar, varios de los directivos están en el punto de mira de una complicada investigación por numerosos delitos que afectan a la integridad y privacidad de numerosas celebridades.

Captura de la despedida entre Jorge Javier y David Valldeperas en 'Sálvame'
Sálvame lleva semanas implantando diversas transformaciones | Mediaset

Justo por eso, se llevaba a cabo el despido fulminante de dos de los históricos directores del programa, David Valldeperas y Alberto Díaz. Además de prescindir de Carlota Corredera y Paz Padilla como presentadoras del formato. 

Pero hace meses que los cambios en Sálvame comenzaban a hacerse cada vez más patentes. Para empezar, se decidió recortar la duración del espacio. De sus cinco horas a las cuatro iniciales.

Todo con la intención levantar las desastrosas cifras de audiencias. Sin embargo, desde septiembre los datos siguen en picado y no parece que vayan a mejorar. A día de hoy, Sálvame cuenta con un 10% de cuota de pantalla y poco más de un millón de espectadores.

Sin embargo, justo cuando pensábamos que la temporada de transición había llegado a su fin, Paolo Vasile vuelve a sorprendernos. 

Paolo Vasile, desesperado por levantar las audiencias de Sálvame

Unas variaciones que parece que también afectarán al Deluxe. Y es que será Alberto Díaz quien tome las riendas de la edición nocturna. Mientras que Patricia González, actual directora, pasará a presentar la edición diaria. 

Eso, mientras que David Valleperas ha vuelto a recuperar su puesto de trabajo como director de Sálvame. “No entiendo estos movimientos, cada vez, los entiendo menos”, comentaba Diego Arrabal al respecto. 

Y es que a pesar de su polémica marcha, en cuestión de poco más de un mes, tanto él como Alberto Díaz han vuelto a ponerse a los mandos del exitoso formato de corazón de Telecinco.

Momento de Sálvame
Desde Sálvame intentan hasta lo imposible por levantar la audiencia | Telecinco

A eso se suman nuevos y refrescantes fichajes como Isabel Rábago y Pipi Estrada entre los colaboradores. 

Parece que Paolo Vasile ya ha comenzado una desesperada carrera por salvar a toda costa lo que queda de formato.

Tanto es así, que en cuestión de meses creaban una nueva sección llamada Sálvame Lemon Tea, con Terelu Campos y María Patiño al frente.

Pero no tardaba en ser sustituida por unSálvame Limón en el que Jorge Javier Vázquez y Adela González repasaban la actualidad en una mesa de debate.

Kiko Matamoros y Belén Esteban en Sálvame
Los nuevos cambios en Sálvame confunden a la audiencia | Telecinco

Eso, sin contar con el desastroso intento de un talk show dirigido por Belén Esteban que se hundía rápidamente en la primera semana.

Además, Terelu Campos se convertía en presentadora suplente en sustitución de Jorge Javier Vázquez. 

De momento, la vuelta de David Valldeperas a los mandos de Sálvame podría suponer la salida de Óscar Cornejo, el productor ejecutivo, tan solo un mes después de tomar el control del programa.

Ya hace unas semanas, Valldeperas advertía que no pensaba moverse del programa que tantas alegrías le ha dado a lo largo de los años.

Así, reaparecía por sorpresa para ejercer de colaborador. “Dije en su día que de aquí no me movía y no me muevo”, aseguraba entre risas. Eso, mientras que Jorge Javier Vázquez le increpaba en tono de broma: “Pero ¿a ti no te habían despedido?”.

Por otro lado, cabe remarcar que las apuestas de Telecinco tampoco están siendo de lo más acertadas. La cadena se volcaba con el estreno de la segunda temporada de Pasión de Gavilanes, que lamentablemente tampoco obtenía los resultados esperados.

Parece que la ficción latina no ha terminado de atrapar a la audiencia, teniendo que hacer malabares a la hora de la programación.

El último ‘salvavidas’ parece ser la emisión de una siempre exitosa nueva edición de Supervivientes.