Montaje de fotos de primer plano de Sofía de Borbón y la princesa Leonor

El vergonzoso reproche a la infanta Sofía que Leonor no debe tolerar

Sofía no acaba de convencer con su estilismo

La infanta Sofía siempre ha permanecido a la sombra de Leonor. Todo hacía indicar que la marcha de su hermana al internado de Gales le permitiría ganar algo de terreno, pero no ha sido así. Continúa desempeñando un papel secundario en la agenda de la Casa Real y la intención es que siga por ese camino.

Este fin de semana se producía su reaparición en un acto público. Pero todos los focos estaban puestos en Leonor. Llevaban desde octubre sin dar señales de vida, cuando participaron en la entrega de los Premios de Oviedo.

Desde entonces no se había visto ni a Sofía ni a Leonor. Solo a través de fotografía, con la clásica felicitación que envían todas las navidades desde Zarzuela.

La hija pequeña de los reyes es conocedora del lugar que ocupa dentro de la institución. Desde muy pequeña le hicieron ver que todo el protagonismo debía recaer sobre la heredera. Su papel, por lo tanto, iba a ser mucho más irrelevante de cara a la opinión pública.

Este fin de semana las dos jóvenes acudieron con sus padres a un centro de refugiados en Pozuelo. Como era de esperar, tanto sus gestos como sus looks fueron analizados con lupa. La primogénita de los reyes acaparó toda la atención.

Foto de la infanta Sofía y Leonor en su última aparición
Sofía lució un estilo más básico en su reaparición pública. | GTRES

Sofía y Leonor, muy diferentes entre sí

Había muchas ganas de comprobar su evolución física después de varios meses alejada de España. La princesa se decantó para la ocasión por unos pantalones negros y una blusa de Sfera.

Por su parte, su hermana apostó por un modelo más sencillo de Springfield, con una camisa estampada, unos vaqueros y una gabardina beige. En esta batalla de estilos, sin lugar a dudas, todo el reconocimiento se lo llevó Leonor.

La camisa con bordados florales, que tiene un precio de 25,99 euros, se acabó agotando en muy pocas horas. Esto demostraba el enorme tirón de la heredera, que acaba marcando tendencia.

Sin embargo, la infanta Sofía no convenció con el modelo escogido para la ocasión. Los críticos lo consideraban demasiado básico. Durante el último año apareció con un estilo más moderno y unos looks que consiguieron marcar tendencia.

Fue mucho más aplaudida por su capacidad para arriesgar, y así quedó demostrado en cuanto a las ventas. Pudo presumir de ser todo un éxito para las marcas. Pero este fin de semana se evidenció un cambio importante en ellas, como si se hubieran cambiado los papeles.

La hija pequeña de los reyes ha perdido fuerza, sin apenas capacidad para captar la atención del público. La chaqueta que lució todavía sigue presente en la web de la marca española en sus distintas tallas. Se trata de una prenda pensando en la primavera y que tiene un precio de 45,99 euros.

La Infantas Sofía y la princesa Leonor sonrientes
Tanto Sofía como su hermana siempre han arriesgado poco a la hora de vestir. | GTRES

Pero no ha acabado por convencer a las jóvenes. En otra ocasión hubieran arrasado con esta chaqueta, pero ahora le han dado la espalda.

La infanta Sofía vuelve ya a la normalidad

La infanta Sofía retoma este mes las clases en el centro escolar en el que estudia en Madrid. Sin embargo, tendrá que soportar con cierta envida como su hermana disfruta de unas vacaciones más largas. Está previsto que prolongue su descanso una semana más.

De hecho, aprovechando su estancia en España, quieren que participe en algún acto oficial más. Será este miércoles cuando acuda a la Jornada sobre Juventud y Ciberseguridad: Disfruta de Internet con Seguridad. La segunda vez que se la pueda ver en menos de una semana.

Primer plano de las infantas
La infanta Sofía siempre permanece al lado de su hermana. | GTRES

Todo hacía indicar que sus padres le concederían unos días de descanso después de un curso agotador en Gales. Pero también quieren que empiece a asumir nuevas responsabilidades en la institución siempre que sus compromisos educativos se lo permitan.

Nada que ver con la infanta Sofía, que permanece relegada a un segundo plano. Siempre pendiente de lo que haga Leonor.