Paz Padilla en un photocall posando para la prensa

Paz Padilla confiesa la realidad detrás de su paso por ‘Sálvame’

Paz Padilla ha hablado sobre la reacción que tuvo su familia ante el despido de ‘Sálvame’

Paz Padilla ha vuelto a generar polémica tras hablar sobre su despido deSálvame. Y es que la humorista parece estar encantada con su decisión.

“He aprendido que lo que te viene en el universo disfrutarlo cada instante, a no desperdiciar nada en la vida, a rodearme de gente buena y de buen rollo”, confesaba en una reciente entrevista.

“No quiero conflictos, no quiero problemas y hago lo que me apetece ahora mismo, como es el teatro”.

De esa forma, Padilla dejaba claro que nunca le gustó su trabajo en el programa vespertino. “Aunque he trabajado siempre en un programa del mundo del corazón, no me ha interesado nunca la vida de la gente”, explicaba.

Montaje de Paz Padilla con el plató de 'Sálvame' de fondo
Paz Padilla se despedía de Sálvame para no volver | España Diario

“Yo era un soldado. Hacía lo que me tocaba y si al día siguiente me ponían en otro programa, pues aprendería”, contaba respecto a su experiencia en Sálvame.

Aunque Paz dejaba claro que nunca fue feliz haciendo ese tipo de programas. “Que nosotros somos profesionales de esto, que soy actriz y presentadora”, señalaba. 

“Presento un concurso, o un programa de cocina, pero, evidentemente, hacemos un personaje. No es que yo lo fuera, pero tenía claro que me ponía el traje de presentadora”.

Tras su despido, parece que la humorista finalmente ha encontrado la paz que tanto buscaba. “Yo estoy en un momento en mi vida que lo que quiero es paz y tranquilidad. Tengo 52 años, llevo muchos años trabajando y quiero ser feliz”.

Paz Padilla durante el acto donde ha sido nombrada madrina de los Voluntarios de Madrid en la Caja de Música
La familia de Paz Padilla está orgullosa del paso que ha dado | Europa Press

“Estoy muy feliz. Al final, te das cuenta de que eres muy esclava del trabajo y el tiempo pasa. Ahora, estoy con el teatro, el libro, los negocios... Yo soy una buscavidas”, añadía. 

De hecho, Padilla desvelaba también la reacción que había tenido su familia tras enterarse de su despido. 

“Mi familia está muy contenta. Me dijeron 'qué alegría, qué bien, ¡te queremos!'. Ellos tampoco me veían ahí”, contaba emocionada.

“Ahora, me toca vivir otra etapa. Eso es la vida, si crees que la vida está como está ahora, tienes un problema”.

Y es que volvía a incidir en que le da igual “ponerse a limpiar portales, servir copas o ser Paz Padilla... Trabajar es ganarse un salario y a mí eso me da independencia”.

“Lo aprendí cuando me divorcié y me vi ta sola con un bebé. Aprendí a no depender de nadie y también se lo enseño a mi hija. En ese momento pasé mucho miedo, pero me di cuenta que estaba sola con mi niña pequeña. Ahora, estoy yo sola”, se reafirmaba. 

Paz Padilla habla sobre su paso por Sálvame

“No tengo miedo a la muerte y no tengo miedo a la vida”, reconocía. “La televisión me cambió la vida, pero intento mantener los pies en el suelo”.

“Después de todo lo que me ha pasado, hay pasos que he ido dando, que yo creo que ya estaban escritos”.

Y recordando la terrible perdida que ha sufrido tras la muerte de su marido, Paz tiene claro que “aquí hemos venido a perderlo todo. Sé que aparecí en la vida de Antonio para ayudarle a morir...”

Paz Padilla llorando en el plató de Sálvame
Paz Padilla ha reconocido que no disfrutaba ejerciendo de presentadora en Sálvame | Mediaset

“Pero cuando él se va pienso 'si me hundo él se sentiría triste y tampoco puedo por mi familia'. Tenía que ser un ejemplo para mi hija”.

Respecto a rehacer su vida, parece que la humorista no se cierra a nada. “Yo me he enamorado muchas veces, amar es entregarse. La gente se cree que el amor es solo enamorarse, encontrar una pareja, pero yo creo en el amor incondicional, blanco, compasivo, generoso y que te llena...”

“Puede ser una puesta de sol o tomar algo con amigos. Ver a tu hija crecer, ser feliz escribiendo o si un hombre te acaricia o te besa. ¿Por qué voy a negarme vivir eso?”, apuntaba, subrayando que “el amor no se dosifica”.

“Si viene una persona que me quiera y me haga volver a sentir... Será diferente porque no hay dos amores iguales”.

“He aprendido que aceptar no es olvidar, y recordar con amor y no con angustia. He sido tremendamente feliz con mi madre y con mi Antonio”.