Rocío Carrasco, Olga Moreno y Antonio David

Rocío Carrasco se toma la revancha definitiva contra Olga Moreno

Está dispuesta a mandarla a la cárcel

Desde que se emitiera la docuserie de Rocío Carrasco, quedó muy patente que la hija de 'la más grande' tenía en el punto de mira a Olga Moreno.

La protagonista acusaba a la mujer de Antonio David de ser su cómplice y también la culpaba por haberla distanciado de sus hijos.

"Conviviendo con quien vive, menos no te puedes esperar. En muchas ocasiones ha sido imprescindible para que me ocasionara el mal que me ha ocasionado. No tiene vergüenza ninguna", la acusaba.

Rocío Carrasco llorando
Rocío Carrasco no esperaba lo que ha pasado estas últimas semanas | Telecinco

Además, Carrasco recordaba el famoso episodio ocurrido en los juzgados en julio de 2016, cuando, según Olga y Antonio David, ella se había negado a saludar a su hijo David de manera deliberada.

"Al principio no le vi, porque él estaba a mi espalda. Después, al salir de la sala, tras testificar, abro la puerta y en ese momento sí veo al niño con Olga", explicaba la mujer de Fidel Albiac.

"Estaban los dos de perfil, cuando ella me vio me miró fijamente, y en milésimas de segundo, cogió al niño, empezó a darle besos y a girarle la cara para que no me viera", arremetía contra ella.

De hecho, Rociíto confesaba que estuvieron a punto de llegar a las manos, pero se contuvo con ayuda de su abogado.

David y Rocío Flores con su madre en medio
David y Rocío veían como su madre no conseguía sus objetivos en televisión | Trendings

"Sabía que podíamos tener un problema gordo, por lo que preferí seguir adelante", matizaba.

"Ella no deja que mi hijo me vea. Es mentira que se levantase, como contó en el Deluxe, y que me dijera: '¿En serio que no vas a saludar a tu hijo?'"

Y entonces pronunciaba una de sus frases más famosas: "¡No tiene coño! No tiene lo que hay que tener para decirme eso".

"Yo iba a por ella. Podía pasar que alguna de las dos tuviera algún problema y no saliera de ahí. Porque yo iba a por ella, literalmente".

Rocío Carrasco, en pie de guerra con Olga Moreno

Aunque la versión de Olga resultaba ser bastante diferente. "Si el niño no la ve, yo soy su madre y salgo y saludo a mi hijo. Por mucho que yo lo tapara…", replicaba la empresaria.

"David y yo nos levantamos para que David saludara a su madre y pasa por mi lado y sí que es verdad que yo le digo: ¿De verdad que no vas a saludar a tu hijo? Son tres metros lo que hay de la puerta".

"Aunque fuese así… yo cojo a mi hijo y le doy un beso. No es cierto. Nos levantamos los dos creyéndose que su madre la iba a saludar y no le dijo nada", sentenciaba.

"A mí me duele, pero a ella le tiene que doler mil veces más. No entendía", añadía. "Esto lo ha vivido el niño. Lo han vivido ellos, no es una cosa que yo me invente".

Rocío Carrasco enfadada en el plató de Montealto
Rocío Carrasco consigue ganarse más enemigos | Mediaset

"Que a lo mejor es verdad que Rocío Carrasco se bloqueó y no quiso saludar a su hijo. No sé por qué, no lo sé. Pero se bloqueó un buen rato, porque antes estuvimos a tres metros de ella".

Y después de todo, parece que Rociíto está dispuesta a tomar medidas legales contra Moreno.

Una batalla legal que no tiene pinta de terminar. Desde 2012 que Carrasco se querella con su ex, cuando Antonio David se declaraba insolvente para evitar el embargo de 58.876€ por el impago de la pensión de sus hijos, estipulada en 559,83 euros mensuales.

Sin embargo, Antonio David reconocía haber recibido ingresos económicos derivados de diferentes entrevistas.

Motivo por el que Carrasco le acusaba por un supuesto delito de insolvencia punible, que también puede salpicar a Olga.

Ella "habría sido clave para que Antonio David escondiera, supuestamente, lo que facturaba, eludiendo así la deuda que tiene con la madre de sus dos hijos mayores".

Y podría ser inculpada como "cooperadora necesaria" de dicho delito.

Algo que también explicaría la demora de Antonio David y Olga Moreno a la hora de firmar su divorcio y hacerlo oficial de cara a la Justicia. Mientras sigan casados, ella está eximida de declarar en contra de su marido.